La reapertura de los negocios no esenciales este lunes trajo aparejada una extensión del horario de comercios en Rosario. La Municipalidad autorizó el funcionamiento durante la hora posterior al límite establecido en el decreto provincial por la pandemia de coronavirus, aunque no el ingreso de clientes.

La medida ya se venía implementando en bares y restaurantes de la ciudad con el objetivo de garantizar el cumplimiento del protocolo sanitario. En esta instancia, el Ejecutivo resolvió darle el mismo beneficio a otro tipo de locales para tareas administrativas y de limpieza.

De esta manera, los gastronómicos pueden recibir comensales hasta las 19 y a las 20 deben bajar la persiana definitivamente, si bien pueden seguir vendiendo mediante delivery y retiro en puerta. Para los comercios que no son esenciales, el horario límite de cierre se corre a las 18.

La reanudación del funcionamiento de bares y restaurantes se concretó tras un fuerte anuncio de parte de un sector del rubro. La semana anterior habían decidido dejar de pagar impuestos y servicios debido a la falta de ayuda económica por parte del Estado para paliar el impacto de las restricciones sanitarias.

Actualmente la continuidad de la actividad gastronómica sólo está garantizada por el decreto provincial hasta el viernes. El fin de semana volverán a regir las medidas de confinamiento dictadas a nivel nacional por la pandemia.