En los últimos tres meses el número de comercios que bajaron la persiana superó los 300, según la Concejalía Popular.


Ya suman 138 los locales ubicados en esquinas emblemáticas que cerraron sus puertas, e integran los más de 3.850 inmuebles vacíos. Esta enorme cifra es cuatro veces mayor a la registrada hace tres años.

Los datos surgen de un relevamiento de la Concejalía Popular, en el que se indica que en los últimos tres meses se sumaron 300 comercios vacíos, la mayoría de ellos en el área que va desde Pellegrini hasta el río, la de mayor densidad comercial.

No obstante la crisis se extendió también al macrocentro, y a las zonas de Saladillo, Las Flores, Tablada, Corredor Lagos, Echesortu, Triángulo, Corredor Oeste, Alberdi, Florida y Ludueña. No obstante, los shoppings y galerías son los que más cayeron, con 126 comercios que debieron bajar persianas.

Entre los principales motivos de cierre se encuentra el valor de los alquileres y de la renovación de los contratos, altas tarifas de gas, luz y electricidad, y ausencia de crédito bancario. Pero lo que más destaca es el número de 138 locales en esquinas clave que desaparecieron.

“La intransigencia de muchos intermediarios y propietarios hizo que muchos de los históricos comercios de la ciudad deban cerrar sus puertas o mudar su actividad a otros locales comerciales de menor visibilidad”, señala el informe consignado por El Ciudadano.






Comentarios