El expresidente de Ecuador manifestó que América Latina está "sufriendo una arremetida conservadora" por lo que "hay que resistir".


Una multitud se acercó hasta la Facultad de Ciencias Políticas para escuchar al expresidente ecuatoriano Rafael Correa que en su visita a la ciudad fue declarado doctor honoris causa en la Universidad Nacional de Rosario y se reunió con el gobernador Miguel Lifschitz. Al finalizar el acto cantó “Un beso y una flor”.

Durante su discurso aseguró que “Latinoamérica vive tiempos difíciles, pero hay que resistir“.Para el el ex mandatario. un factor para explicar la “restauración conservadora” es la judicialización de la política. “Un gobierno honesto no es el que no tiene corrupción sino en el que no lo tolera y lo combate“, manifestó.

La única forma de que Lula no fuera presidente nuevamente es que estuviera preso“, consideró.”Estamos en un continente muy injusto y sufriendo una arremetida conservadora pero no hay que perder la alegría”, agregó.

Rafael Correa disertó ante una multitud en la sIBERIA.

En su análisis de la historia reciente de Sudamérica relató que “Chavez abrió las sendas para superar lo que pasó en los 90 y luego se sumaron distintos gobiernos progresistas, como Lula, Evo, Pepe Mujica, Dilma y en Argentina, Néstor y Cristina“.

“Se persigue a los dirigentes de izquierda como Lula, Dilma y obviamente Cristina Kirchner . ¿Traición a la patria sin una guerra?. Ahora vienen por mí. En las últimas semanas tuve más denuncias que Al Capone. Pero no podrán con nuestros ideales“, expresó.

Sobre su futuro aseguró que no volverá a postularse como candidato en próximas elecciones. “La política involucra a toda la familia, que pierde la intimidad y seguridad, por lo que no voy a volver a buscar la presidencia de mi país“, dijo.

Sobre el final de su disertación Correa se despidió cantando “Un beso y una flor”.




Comentarios