El pasado lunes, el gobernador Omar Perotti recorrió la obra de un área COVID en lo que será la guardia del nuevo Hospital de Rafaela. Como consecuencia de ello, se dio un cruce entre potenciales contendientes en las próximas elecciones: el exgobernador y presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Lifschitz y el actual senador nacional Roberto Mirabella.

El exmandatario provincial tituló su hilo de Twitter “La salud y la verdad primero”. En el mismo hizo un raccontto de lo que es una larga historia respecto de la construcción del efector público, dado que le achacan a Perotti no haber cedido el terreno que Binner había elegido, a la vera de la ruta 34.

Dice Lifschitz: “A principios de 2019 se puso en marcha la licitación para la etapa final con un presupuesto de 1200 millones. A mediados de aquel año estábamos ya en condiciones de adjudicar e iniciar la obra, pero no se pudo avanzar por el pedido expreso del Gobernador electo, Omar Perotti. Por ello la obra permaneció inactiva hasta hoy. Lo que se propone ahora como nueva obra en el Hospital es sólo una parte mínima de lo que nuestro gobierno tenía previsto ejecutar entre 2019 y 2020 para que Rafaela tuviera un hospital de última generación”.

La contestación de Mirabella fue la siguiente: “lo que le faltó a usted y su gobierno fue “verdad”. Se fueron sin pagar miles de millones a proveedores y con una megadeuda. Desde el anuncio de la obra del hospital hasta q terminó su gobierno (11 años) solo hicieron los cimientos. Y un cartel marketinero, claro”.

En la campaña 2019 prometieron en Rafaela lo que no habían hecho ni podían hacer. Por eso perdieron la elección: les falto VERDAD Salud: dejaron solo 156 camas con respirador en la provincia, muchas menos que jurisdicciones con los mismos habitantes”, completó.

Mirabella reemplazó a Perotti en la Cámara Alta de la Nación y junto con María de los Ángeles Sacnun y Carlos Alberto “Lole” Reutemann deberán renovar su banca. ¿Habrá sido el primer cruce electoral?