Fue a una semana de su fallecimiento y el día después de que los dos imputados quedaran en libertad hasta el juicio.


A las 20 y desde la Plaza 25 de Mayo, nuevamente partió una nueva manifestación en reclamo por seguridad en Rafaela y justicia para Gonzalo Glaría, el joven de 26 años que falleciera hace una semana, persiguiendo dos ladrones de un celular.

Una vez más la gente acompañó con una masiva convocatoria: de acuerdo a cálculos iniciales, se estimaba en unas 15.000 las personas que se sumaron a la movilización. Esto es el triple que la semana pasada. No hubo incidentes, a pedido de los organizadores. “Vamos a ver de qué nos acusan mañana”, dijo Gustavo, el papá de Gonzalo.

Esto se vio motivado en parte porque cayó muy mal la resolución del Juez Investigación Penal Preparatoria (IPP) Osvaldo Carlos de rechazar la prisión preventiva sin plazo requerida por las fiscales Ángela Capitanio y Gabriela Lema y disponer su inmediata libertad, aunque con medidas alternativas.

Esta decisión llevó a los senadores Alcides Calvo Alcides Calvo (PJ – Castellanos) y Lisandro Enrico (UCR – General López) a evaluar la posibilidad de un jury de enjuiciamiento para Carlos. 

La causa no está cerrada. De hecho, las fiscales anticiparon que apelarán el fallo y solicitaron a todos los que fueron testigos que se acerquen al MPA o a la PDI, para relatar su visión de los hechos.

Pero todos se conmovieron con las palabras del padre luego de la audiencia cautelar: “Usted tiene todas las pruebas, peritos, un robo demostrado… Gonzalo muere por el golpe… Y nuestro respetado juez tira todo. Me siento vergonzosamente representado por usted“, le dijo Glaría, hablándole directamente al Juez Osvaldo Carlos. “La ciudad esperaba otra cosa suya”, dijo, algo que después repitiera ante la prensa.

Esta fue la tercera manifestación: la primera fue el 1° de enero y se llegó hasta la sala de velatorio. La segunda, al día siguiente, fue multitudinaria y también tuvo incidentes en el Ministerio Público de la Acusación, Jefatura de Policía, Municipalidad y la casa del gobernador Omar Perotti. Y el MPA decidió abrir una investigación sobre lo ocurrido.

Esto tuvo sus derivaciones políticas. Este viernes, el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, aseguró que hubo “militantes socialistas” en la manifestación. Desde el PS salieron a retrucarle y anticiparon que irían a la Justicia. Algo que hizo este martes el exgobernador Miguel Lifschitz. Por otra parte, el sábado, el propio presidente Alberto Fernández lanzó un tweet de apoyo a Omar Perotti por el escrache sufrido en su vivienda. 




Comentarios