El objetivo de los trabajos es poner en valor edificios municipales que llevan más de 3 décadas que no contaban con mantenimiento. También se busca mejorar las condiciones de trabajo de los empleados que se desempeñan, entre ellos, los Talleres Municipales. Entre las mejoras se dispuso la colocación de dispenser de agua fría para este verano, instalación de ventiladores y extractores para los diferentes galpones. A esto se le suma la compra de herramientas y maquinarias necesarias para distintas áreas.

Uno de los edificios que fueron intervenidos se trabajó en parte del techo de la zona de los Talleres Municipales, mas precisamente el sector del lavadero en donde se lavan y desinfectan todos los vehículos municipales que operan en la ciudad. Para esto se destinará casi 2 millones de pesos.

Desde el municipio recuerdan que durante el primer año de gestión se trabajó en la puesta en valor del edificio de la Policía Municipal, en los espacios que se ocupan para realizar las Licencias de Conducir y funciona el Juzgado de Faltas, entre otros trámites. En cuanto al edificio central de la Municipalidad se modificaron y refaccionaron algunas oficinas y se reformó el tercer piso en la zona del antiguo pasillo, que hoy es un Espacio Transitorio de Arte. Por otro lado se cambiaron y arreglaron los techos y distintas oficinas del edificio del ferrocarril, donde hoy funciona la Secretaría de Desarrollo Social. Por último informaron desde el ejecutivo municipal que se tomó intervención en el edificio de la Residencia de Adultos Mayores que actualmente se remodela en algunos de sus espacios, trabajo que se viene sosteniendo en el tiempo.