Tras la polémica que se originó esta mañana en Lucas González, luego de un medio local difundiera imágenes de una reunión de 50 personas organizada por el concejal e integrante del COES local, Claudio Bauer, la intendenta, Cristina Boeri, señaló que el funcionario “presentó su renuncia para no entorpecer las medidas a tomar dentro de la Mesa de Emergencia”.

La presidenta municipal, contó en declaraciones a ElOnceTv que también se comunicó con su vice, Marcos Kimmel, señalado como partícipe del evento. No obstante, el funcionario negó las acusaciones y “dijo no reconocer la foto porque él no había estado ni en esa ni en ninguna fiesta”, subrayó Boeri.

La intendenta señaló además que, luego de reunirse con su equipo de gobierno, presentó una nota al viceintendente, como presidente del Concejo Deliberante, para que el HCD tome cartas en el asunto por lo que los concejales de ambos bloques iban a mantener un reunión en la tarde de hoy.

Del mismo modo, Boeri elevó notas al comisario y a la jueza de Faltas municipal para informar del hecho, sin embargo le comunicaron que no habían recibido ninguna denuncia por parte de vecinos y que se habían enterado de la fiesta por medio de las redes sociales. ”No hubo denuncias ni en la municipalidad ni en la comisaría, sino que todo surgió a través de las redes sociales. Y es mentira que el viceintendente estaba en esa reunión, por lo que de oficio se inició la causa por violación al DNU”, concluyó la intendenta.