Ocurrió en Tunuyán, cuando una mujer confirmó que su nieta fue abusada por un celador. Decenas de padres destrozaron el edificio. Mirá el video.


En el Jardín de Infantes 0-133 Manantiales, ubicado en La Argentina 851 del departamento mendocino de Tunuyán, estaba todo tranquilo hasta que una mujer denunció públicamente que su nieta había sido abusada sexualmente por un celador del establecimiento educativo.

Ocurrió en el Jardín de Infantes 0-133 Manantiales, ubicado en La Argentina 851 de Tunuyán.

La mujer efectuó la denuncia en la puerta de un jardín de infantes “mi nieta fue abusada sexualmente por un celador”. Esto generó que decenas de padres causaran desmanes en el edificio.

La abuela, enfurecida fue hasta el establecimiento para denunciar que su nieta, de apenas 4 años, había dicho que un celador del lugar, la había “manoseado”.

Uniformados de Infantería y de la Comisaría 15, entre otros, hicieron un vallado en el establecimiento y bajo un gran operativo sacaron del edificio al celador acusado.

El sospechoso quedó alojado en esa seccional, en calidad de aprehendido. En las próximas horas se definirá su situación.

Ofuscados, los manifestantes comenzaron a arrojar piedras y trataron de ingresar por la fuerza y agredir a docentes. Ante la posibilidad de que se produjeran mayores desmanes y que los padres intentaran “ajusticiar” al acusado, efectivos de Infantería fueron desplazados al lugar y desplegaron un operativo de contención.

Según informó el portal Nuevo Diario Independiente, la nena fue trasladada al Cuerpo Médico Forense, donde le realizarán exámenes para constatar si fue abusada. Fuente: Los Andes – Sitio Andino




Comentarios