Afortunadamente, no hubo heridos pero los delincuentes se escaparon en el auto de las víctimas.


Una familia de quinteros sufrió una mañana de terror en la localidad de Abasto, cuando un grupo de cuatro delincuentes ingresaron a su casa a la madrugada, los golpearon y les robaron sus pertenencias. 

El hecho comenzó cerca de las 5 de la mañana, en la vivinedo que se encuentra ubicada al costado de la Ruta 6, a la altura del kilómetro 34, mientras ellos estaban durmiendo. 

Ante eso, los ladrones tuvieron la oportunidad de entrar a la casa y sorprendieron a las víctimas con golpes y agresiones para luego atarlos de pies y manos. Una vez que todos los integrantes de la familia estaban maniatados, los delincuentes lograron llevarse una suma de $25.000 y varios objetos de valor.

Todas las pertenencias las cargaron en el Chevrolet Cruze de la familia con el cual lograron escapar. 

Luego del acto, la familia logró liberarse y el dueño de la cama comentó que “no pudo reconocer a los ladrones porque tenían las caras cubiertas en todo momento”.




Comentarios