“Es necesario y urgente brindar toda ayuda posible al sector gastronómico de restaurantes, bares y confiterías del ejido de nuestra ciudad con el fin de contenerlos con medidas que protejan sus fuentes de ingreso, como así también la estabilidad laboral de sus empleados”.

Esas fueron las palabras del concejal Matías Domínguez al comentar su iniciativa presentada en el Concejo Deliberante capitalino orientada a eximir a comercios del rubro instalados en San Salvador de Jujuy, del pago de tasas e impuestos municipales por el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del presente año.

El proyecto de ordenanza presentado por el edil justicialista prevé asimismo una exención para el pago de intereses por mora de dichas obligaciones tributarias, por el mismo lapso de doce meses.

BENEFICIOS DE CARACTER EXTRAORDINARIO

Dijo Domínguez que para redactar su proyecto analizó “la situación provocada por la pandemia” y recibió “algunas inquietudes del sector”, llegando a “la conclusión de la imperiosa necesidad de que se otorgue, por un lado, la excepción del pago de las tasas, y, por otro lado, que la exención que se determine se concrete de manera razonable para el erario público”.

Explicó que su propuesta prevé la eximición “de forma extraordinaria” del pago de las tasas e impuestos municipales que correspondan al rubro, y la exención del pago de “intereses provocados por las sanciones, y el retraso en el pago de esas tasas e impuestos municipales”.

En este sentido, el instrumento diseñado por Domínguez considera establecer “un plan de pago de hasta doce cuotas sin intereses para hacer frente a las obligaciones entre los meses de marzo y septiembre”.

A juicio del legislador, resulta “imperiosamente necesario” producir “una flexibilización temporaria de las normas para que los trabajadores del sector gastronómico puedan ejercer sus labores y aportar a la subsistencia de sus grupos familiares, por tratarse de uno de los grupos más afectados por las derivaciones económicas de la pandemia”, remarcó.

En pos de fomentar la actividad comercial, el proyecto puesto a consideración de los demás ediles incluye asimismo la creación de “un registro gastronómico de empadronamiento”, a efectos de que el municipio pueda colaborar en agilizar los trámites de inscripción y renovación de los permisos que expidan organismos del Gobierno de la Provincia, indicó el edil justicialista.