El músico cubano consagrado con Dizzy Gillespie, homenajeó a Piazzolla y tocó con la Jujeña Jazz Band en el Teatro Mitre


El legendario músico cubano Paquito D’ Rivera conmovió al público jujeño que concurrió al Teatro Mitre de la capital provincial -en reemplazo del escenario natural de la laguna de Volcán, donde el clima hizo imposible la presentación a cielo abierto- para vivir una intensa tarde musical junto a la Jujeña Jazz Band y el grupo Escalandrum, en el contexto del Festival Internacional de Arte Sustentable “Jujuy Corazón Andino”.

El celebrado clarinetista y saxofonista -quien tiene unos 50 discos grabados y quince premios Grammy– emocionó no sólo a los amantes del jazz sino a todo el auditorio, al rendir tributo al recordado compositor argentino Astor Piazzolla y al trompetista y compositor Dizzy Gillespie, dos momentos que marcaron el espectáculo en la preciosa sala jujeña.

El concierto se inició poco después de las 16:00 cuando el artista considerado máximo exponente del jazz latino, acompañado por la Jujeña Band Jazz -formación de la Escuela Superior de Música de Jujuy- interpretó “Para mí eres divina” y “Moon over Cuba” (La luna sobre Cuba), y levantó la ovación del público.

Luego llegó el turno del consagrado conjunto argentino Esclandrum, sexteto que presentó los temas “Siete Maravillas”, “Acuático” y “Lolo”, parte de su último material discográfico “Studio 2”.

Más adelante llegó el homenaje al eximio músico Astor Piazzolla, momento en que D´Rivera señaló que la música del marplatense “ha sido siempre una inspiración” y lo definió como “una combinación entre Argentina y el planeta Marte, pero era el planeta de Astor Piazzolla, una cosa extraordinariamente distinta”, evocó.

Paquito D´Rivera y Escalandrum hicieron latir fuerte el “Corazón Andino” con la música de Dizzy Gillespie y Astor Piazzolla.

“Cuando escuché su música, sentí la misma impresión que cuando mis padres me hicieron escuchar a Charlie Parker y, como a Parker, en un principio le hicieron la vida imposible, (pero) con el tiempo tuvieron que reconocer que era un verdadero genio”, dijo antes al rendirle tributo a uno de los más grandes músicos del siglo XX con la interpretación de “Tanguera”.

Asimismo rememoró al legendario Gillespie, “una de las primeras personas que mezcló la música de Latinoamérica con el jazz”, dijo, y admitió que fue su “maestro y mentor”.

Al final del concierto el músico cubano realizó “una versión reducida”, tal como la caracterizó, de un adagio de Mozart, con lo que culminó un recital histórico en Jujuy, carácter dado por la jeraquía mundial del artista que lleva más de seis décadas en la música.


En esta nota:

espectaculos Jujuy




Comentarios