Brasil: Bolsonaro y Lula volvieron a atacarse duramente en el último debate precomicios

Lula y Bolsonaro volvieron a cruzarse en el debate.
Lula y Bolsonaro volvieron a cruzarse en el debate.

El presidente que va por la reelección y el candidato del Partido de los Trabajadores que quiere volver al Gobierno se trataron de “mentiroso” y “corrupto” en el encuentro de este jueves.

La televisión brasileña, más precisamente el Canal Globo, transmitió en vivo este jueves el último debate entre los candidatos que el próximo domingo irán a las urnas para que el país decida quien será el próximo presidente. En ese marco, Jair Bolsonaro y Lula Da Silva se cruzaron con fuertes acusaciones, tal como había sucedido en el primer debate realizado en agosto.

En el encuentro, ambos candidatos pidieron seis derechos a réplica tras atacarse mutuamente: cuatro por parte del expresidente y dos del presidente actual, que busca la reelección. Ambos encabezan las encuestas de intención de voto.

Los candidatos presidenciales en Brasil minutos antes de que iniciara el último debate antes de las elecciones.
Los candidatos presidenciales en Brasil minutos antes de que iniciara el último debate antes de las elecciones.

Durante sus alocuciones, Lula insistió en que durante sus gestiones tuvieron lugar “los momentos de mayores conquistas, de mayor inclusión” para los sectores más postergados. En ese aspecto, mencionó la suba de un 76% en los salarios, respondiendo la primera pregunta realizada por el candidato del PDT, Ciro Gomes.

“En mi gobierno no hubo corrupción”, se apuró a decir Bolsonaro, quien llamó “mentiroso” y “ex convicto” al líder del Partido de los Trabajadores. “Lo que está en juego en las elecciones es el futuro de la Nación. Brasil era una cleptocracia. Lula fue el jefe de una gran organización criminal. No podemos continuar en el país del robo”, afirmó y vinculó exmandatario con supuestas pandillas.

“¿Él habla de pandillas conmigo?”, dijo Lula. Y agregó: “Necesita mirarse al espejo y ver qué está pasando en su gobierno. Respetá a quién está mirando y no mientas. La gente te enviará a tu casa el 2 de octubre.”

Lula Da Silva es el favorito para el domingo 2, con cerca del 48% de las intenciones de voto. “Es una mentira decir que monté una organización criminal. En lugar de decir eso debería referirse a los desvíos de que son acusados sus hijos, de los robos en su Ministerio de Educación, de la mafia que intentó obtener ventaja con la venta de vacunas contra la Covid”, contraatacó.

Bolsonaro recordó que Lula fue condenado en tres diferentes instancias y “liberado por tener amistades en la Corte Suprema”. También se refirió a un escándalo de corrupción que salpicó a uno de los hijos de Lula y las denuncias de sobornos recibidos por aliados del expresidente en diferentes estados.

“Es insano que un presidente venga aquí a decir eso. Es una desfachatez”, enfatizó Lula. Enseguida dijo que, de ganar, una de sus primeras medidas será terminar con el sigilo de 100 años que Bolsonaro impuso a datos que implican a su familia para “saber qué es lo que quiere esconder”.

Qué dijeron los otros candidatos sobre Lula

Felipe D’Avila, del Partido Novo, dijo que el líder progresista fue el responsable por los mayores escándalos de corrupción en la historia de Brasil. “Cómo es que una persona como esas tiene capacidad moral para liderar Brasil”, preguntó.

Por su lado, el candidato laborista, Ciro Gomes, que fue ministro en el primer Gobierno de Lula, afirmó que muchas personas que participaron en negocios con el ejecutivo confesaron que robaron y le devolvieron al Estado 16.000 millones de reales (unos 3.076 millones de dólares). “No da para decir que no pasó nada”, expresó.

Las elecciones en Brasil son este domingo.
Las elecciones en Brasil son este domingo.

Como contrapartida, Lula repasó las medidas establecidas en pos de combatir la corrupción en su Gobierno. Dijo que esas decisiones permitieron desbaratar las redes de corrupción y castigar a los responsables.

Por otro lado, Bolsonaro señaló que el Gobierno de Lula “no tenía compromiso con la familia”. “Quiso imponer una agenda de ideología de género y quiere la liberación de las drogas. Lula defendía a quien se robaba el celular para tomarse una cervecita”, indicó. Asimismo, dio a entender que Lula estuvo involucrado con la muerte de un exalcalde brasileño de la localidad paulista de Santo André.

Sobre este particular, Lula dijo: “No es posible convivir con alguien con la cara de palo del presidente. Celso Daniel era mi amigo, fue llamado a la alcaldía para coordinar mi programa de Gobierno de 2002″.

Cómo fue organizado el debate

  • Participaron del último debate: Ciro Gomes (PDT), Jair Bolsonaro (PL), Luiz Inácio Lula da Silva (PT), Luiz Felipe D’Ávila (NOVO), Simone Tebet (MDB), Soraya Thronicke (União Brasil) y el Padre Kelmon (PTB).
  • Estuvo dividido en cuatro bloques: el primero y el tercero con temas libres; el segundo y el cuarto con temas específicos. Al final del cuarto bloque, cada candidato hizo sus observaciones finales.
  • Cada candidatos contó con 30 segundos para formular sus preguntas y un minuto para la réplica. El que respondía tuvo tres minutos, que podía dividir como mejor le favoreciera.
  • Las preguntas, sorteadas previamente, se hicieron de candidato a candidato. El aspirante presidencial elegía a quién dirigir su pregunta, entre los que aún no habían respondido. En el bloque de temas determinados, la mecánica fue la misma, sorteando el mediador en una urna, antes de las preguntas, el tema que debía tratarse.