Las “medidas de urgencia” de Milei tuvieron respaldo del mercado, pero la contracara es el descontrol inflacionario

Tras la devaluación, el dólar “blue” y los financieros perforaron los $ 1.000 y se redujo la brecha al 20%. Pero se dispararon los precios y la actividad económica sufre por la falta de referencias.

El equipo de ministros de Javier Milei.
El equipo de ministros de Javier Milei.

Las “medidas de urgencia” lanzadas por el gobierno de Javier Milei en su primera semana de mandato tuvieron efecto positivo en el mercado financiero, pero como contrapartida terminaron por desequilibrar el sistema de precios disparando la inflación y afectando de pleno a la actividad económica.

Con la devaluación de 56% anunciada el martes, la nueva conducción del país buscó reducir la brecha que existía entre el dólar paralelo y el oficial, que era un obstáculo para el comercio exterior y a tres días del cambio el spread se ubicó en 18%.

Este viernes el dólar en el Banco Nación cerró a $ 801,10, mientras que el paralelo sumó una nueva jornada en baja y quedó en $ 920 para la compra y $ 970 para la venta.

Javier Milei. (AP Foto/Rodrigo Abd)
Javier Milei. (AP Foto/Rodrigo Abd) Foto: Rodrigo Abd

Para los analistas que la brecha continúe en este rango resulta indispensable para el éxito de esta primera parte del programa económico.

Bajo el nuevo esquema el Banco Central de la República Argentina (BCRA) acumuló compras por U$S 757 millones de dólares y las reservas internacionales subieron a U$S 21.450 millones, tras haber perforado el piso de U$S 20 mil millones.

En la rueda de este viernes, la autoridad monetaria se hizo de U$S 207 millones, según la información oficial.

La operación en el MULC fue de U$S 299 millones y gran parte apareció en el final del día lo que facilitó la adquisición del BCRA.

No obstante, vale aclarar que esta acumulación no responde sólo a un mejor clima financiero sino a que aún no se están habilitando pagos de importaciones.

En su informe, la consultora ABC Mercados advirtió que “los pagos de importación siguen frenados y se esperan definiciones para los próximos días a fin de aclarar cómo se liberarán los mismos”.

Luis Caputo
Luis Caputo Foto: JUAN MABROMATA / AFP

“Respecto a las nuevas importaciones y según las adecuaciones de la com. A 7917 del BCRA, se estima que faltarán todavía unos días para comenzar a ver la aparición de esta demanda, como impacta en el mercado y si le dejará margen de compra al ente monetario”, puntualizó.

Por su parte, el dólar promedio en las instituciones bancarias se ubicó en $ 834,40, mientras que el mayorista culminó en $ 810.

Con estos valores de referencia el dólar tarjeta quedó en $ 1.313,60. Esta situación provoca que para quienes realicen compras en el exterior sea más conveniente el pago en dólar billete que a través de tarjetas.

La tendencia a la baja del blue se replicó en la Bolsa de Comercio y el MEP y el Contado con Liquidación (CCL) perforaron los $ 1.000, finalizando en $ 993,70 y $ 995,29, respectivamente.

En el mercado de futuros el dólar a fin de diciembre se pagó $ 817,85, mientras que a enero quedó en $ 881,50 y a febrero $ 959.

Pero este buen clima en lo financiero es totalmente diferente en la cotidianidad de las familias ya que de la mano de la devaluación se desató una escalada de precios de consecuencias impredecibles.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, sumó alarma al reconocer esta mañana que una inflación de 1% diario –como lo indicó el propio ministro de Economía, Luis Caputo- nos deja en un proceso hiperinflacionario de 3.678% anual.

Adorni dijo que las medidas que tomó el gobierno son “para evitar esta catástrofe”.

Más tarde, Milei aseguró que las consecuencias de las medidas tomadas “serán transitorias”.

Mientras tantos, los comerciantes se debaten entre frenar ventas, remarcar con márgenes de prevención o directamente cerrar las puertas hasta que haya una mayor claridad.

A la devaluación se le agregó el aumento del precio de los combustibles exacerbando la dinámica alcista y las distorsiones.

Por otra parte, rumores señalan que antes de fin de año habría otra alza en los valores de las naftas.

Las empresas productoras de alimentos y los supermercados reactivaron la pelea que mejor conocen: inculparse entre ellos de las remarcaciones.

Los productores retacean el abastecimiento y apuntan a las cadenas de distribución por las condiciones de pago. Los supermercados levantan las manos a los costados de los hombres y recitan la excusa infinita: “No somos formadores de precios”.

Lo que hay en las góndolas tiene incrementos no menores al 50% en las últimas dos semanas.

“La actualización de precios es proporcional a lo que fueron los atrasos”, señaló el economista Eugenio Marí.

Respaldo internacional

El Banco de Desarrollo para América Latina y el Caribe (CAF) aprobó hoy un crédito de corto plazo para la Argentina por U$S 960 millones que se utilizarán para pagar un vencimiento que la Argentina tiene con el FMI por U$S 900 millones, en una muestra del respaldo al país.

La obligación vence el próximo jueves y Argentina debe realizar ese pago para mantener vigente el programa y discutir la reformulación.

“La operación aprobada servirá de financiamiento puente para que Argentina pueda continuar con la implementación del Acuerdo de Facilidades Extendidas pactado con el FMI en beneficio de sus políticas fiscales, monetarias y cambiarias, así como en favor de la diversificación y ejecución de la estrategia de deuda pública”, indicó la CAF en un comunicado de prensa.

Inmediatamente después el FMI emitió un comunicado en el que indicó que el organismo “respalda el apoyo a corto plazo de la CAF a la balanza de pagos de Argentina anclado en los esfuerzos de las nuevas autoridades para restablecer la estabilidad económica”.

Temas Relacionados