Al igual que ocurre todos los fines de semana desde hace ya varios meses, la Policía de Córdoba desactivó este sábado por la madrugada cuatro fiestas clandestinas. Entre todos los eventos, se desalojaron a cerca de 200 personas que incumplían las restricciones establecidas frente a la pandemia de coronavirus.

//Mirá también: Fiestas clandestinas: más de 300 personas en un domicilio de Villa Allende Parque

Los festejos prohibidos por las autoridades nacionales y provinciales se desarrollaban en barrios Marechal, Padre Claret, Lomas de la Carolina y Mirador de Manantiales. Según informaron fuentes policiales, en barrio Marechal había 80 personas congregadas en una vivienda.

Por su parte, en calle Manuel Cardeñosa al 5.000, en Padre Claret, desarticularon una fiesta de cerca de 60 personas. Mientras que el encuentro desbaratado en Lomas reunía unas 30 personas.

//Mirá también: Restricciones en Córdoba: la Policía desactivó siete multitudinarias fiestas clandestinas

En tanto, el evento de menor concurrencia fue el de Mirador de Manantiales, donde unas 25 personas fueron desconcentradas por los uniformados. Cabe destacar que en todos los casos, la Policía labró las actas correspondientes a los propietarios de los domicilios.