“No hay mucho para analizar. Nosotros estábamos ciento por ciento convencidos. Convencidos de nosotros, de nuestro juego, de nuestros compañeros. El Ruso (Ricardo Zielinski) es una persona muy simple en su mensaje, recae mucho en la cuestión mental. Nos dijo lo que éramos nosotros y que jugaramos tranquilos. El tiene esa metodología que es más emocional que deportiva”.

//Mirá también: A 10 años del ascenso de Belgrano: cómo están hoy los protagonistas de la hazaña ante River

En aquella tarde victoriosa como jugador y autor del gol del ascenso, y ahora como entrenador de Belgrano, Guillermo Farré repasó la consagración ante River, que tuvo impacto global por el descenso del Millonario, y de la que este sábado se cumplen 10 años.

Un gol de Farré puso a Belgrano en Primera y en la tapa de todos los diarios. Ahora, conduce al equipo con esa ilusión.Twitter @FrancoDavidV

“Se dijeron muchas cosas. Si nosotros nos dejábamos llevar por todo lo que pasaba no hubiéramos podido lograr lo que conseguimos. Sabíamos que el 2-0 en el partido con River no era ventaja. Podíamos haber tenido una diferencia mayor, pero ahora viéndolo fue la película perfecta”, resaltó en Sport 965 por Radio Suquía.

//Mirá también: Pirata del Caribe: Chiqui Pérez festeja los 10 años del ascenso de Belgrano, jugando en República Dominicana

“Festejamos adentro del vestuario y en un momento salimos a festejar con la gente y fue especial. Estaba la gente de Belgrano en la parte alta y nosotros en el campo nos adueñamos del Monumental. Lo más sorprendente fue cuando estábamos festejando en Buenos Aires y los hinchas en Córdoba. Esa imagen fue fabulosa. Después, el lunes la llegada fue hermosa por toda la caravana”, rememoró el Guille.

Desde el banco

Ante la pregunta de si imagina a un Farré con otro ascenso en Belgrano, ahora como entrenador, señaló: “El sueño está, trabajaré mucho para que se pueda cumplir. Es por lo que uno toma un desafío con la seriedad que se merece”.

Y en tres de comparaciones con aquella campaña, indicó: “Faltan 22 fechas y estamos a cinco puntos del último de los que clasifican. El torneo está vivo. En aquel entonces había 20 equipos y cuatro premios. Ahora hay 35 equipos y dos premios. Es así de duro pero el paralelismo es similar”.