El fiscal federal N° 1 de Córdoba, Enrique Senestrari, pidió este miércoles elevar a juicio a los líderes del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac), Mauricio Saillén y Pascual Catrambone. Ambos son investigados por liderar una asociación ilícita dedicada a la usura, lavado de activos y administración fraudulenta.

//Mirá también: La Justicia Federal impidió que Saillén vuelva a asumir el manejo del Surrbac

Según consideró Senestrari, las maniobras irregulares habrían iniciado con posterioridad al 26 de agosto de 2009. De acuerdo a las investigaciones en curso, Saillén y Catrambone habrían encabezado una asociación en perjuicio de los afiliados, del propio sindicato, la Mutual y la obra social con el “objetivo último de beneficiarse ellos y sus familiares y/o allegados directos”.

De acuerdo con la acusación que trascendió La Voz, la presunta banda delictiva habría operado durante nueve años, hasta 2018, y Saillén y Catrambone habrían sido sus “jefes indiscutidos”. En este sentido, Senestrari solicitó también que se lleven a debate otros 19 integrantes del gremio, entre los que se encuentran familiares directos de los líderes sindicalistas.

//Mirá también: Córdoba: trabajador denuncia que fue golpeado por guardaespaldas del gremialista Mauricio Saillén

Entre ellos se destacan el tesorero de la mutual, Juan Manuel Krainbuhl, los contadores Osvaldo César Medina y Juan Manuel Riba, y el secretario tesorero del gremio y apoderado de la obra social Juan Carlos Delgado.

Los movimientos ilegales habrían comenzado con los altos intereses aplicados a los préstamos que otorgaba la mutual.