Operaban desde el interior de la cárcel de Cruz del Eje y formaban parte de una banda que también tenía integrantes en libertad, bien que podrían perder ya que también ellos irán a juicio, en una causa que lleva la Fiscalía de Instrucción de Cura Brochero.

Tras las investigaciones, la fiscalía ha pedido la elevación de a juicio para Juan Carlos Valdez, Maximiliano Angel Landriel, Walter Alejandro Bazan, Rodrigo Cristian Oliva, Gabriela Karina Ferro, Melina Alejandra Oliva y Claudia Deolinda Sagen, todos ellos bajo la sospecha de ser autores del delito de Asociación Ilícita y Estafa Reiterada.

De acuerdo a la información emanada por el Ministerio Público Fiscal, todos los acusados habrían organizado “una asociación delictiva destinada a cometer una pluralidad de delitos consistentes en defraudaciones que lesionaron el patrimonio de distintas personas residentes en diferentes puntos del país”.

En los hechos que son investigados, los perjudicados fueron personas que recibían llamadas en las que se les informaban habían resultado ganadores en el Telekino con pozo vacante y que habían ganado un Smart Tv o un LCD, o bien se hacían pasar por personal de la Administración Nacional de Seguridad Social, a los que les solicitaban sumas de dinero para “acreditarles” los presuntos beneficios.