Las sierras cordobesas arden desde el jueves y la fauna también padece las consecuencias que deja el fuego a su paso.


Ya son varios los días que bomberos voluntarios, personal de Defensa Civil y efectivos policiales, combaten un voraz incendio que inició en La Cumbre y que llegó hasta Villa Giardino. Además de los otros focos que este domingo se desarrollaron en jurisdicción de Mina Clavero, Salsacate, y en estos momentos, en un campo de pastizales en Los Cocos.

En medio de todo ese calvario, y bajo condiciones climáticas desfavorables para su completa extinción, la fauna que habita las sierras cordobesas es esa víctima anónima que también sufre las consecuencias traumáticas de tan importante incendio forestal.

Desde la Policía Ambiental, indicaron que los animales pueden aparecer desorientados, y en esa situación, lo que recomiendan es que recuperen su estado de libertad para que “busquen encontrar un nuevo espacio en su dañado hábitat”.

Pese a que el fuego en Villa Giardino se encuentra contenido en un 90 por ciento, es probable que más animales aparezcan extraviados y con heridas graves, por lo que efectivos de la Policía Ambiental permanecen en estado de alerta en caso de que hubiera que trasladarlos a algún centro de rescate para que reciban la atención veterinaria que necesiten.

Además, sugieren a la comunidad que en caso de encontrarse con algún animal autóctono, dejarlo que de a poco se vaya acomodando en su contexto, que transite su estrés para que pueda encontrar su propio espacio.




Comentarios