Se trata de un hombre que tras violentar una vivienda, la despojó de sus pertenencias y las vendía en la vía pública. Quedó detenido y se recuperó todo lo sustraído.


Este domingo, un hombre de 30 años de edad resultó finalmente aprehendido luego de constatarse que la computadora portátil que llevaba consigo era robada y pertenecía a una mujer que días atrás, su casa había sido desvalijada.

Oportunamente y de acuerdo a fuentes oficiales, personal policial fue comisionado por la central de comunicaciones a “las proximidades de la plaza San Martín donde habría un sujeto ofreciendo una computadora Netbook para la venta”.

Una vez en el lugar, los efectivos observaron a un sujeto con las características a portadas, ingresando a un local comercial y de inmediato procedieron a su control, identificándolo como un hombre de 30 años de edad, domiciliado en la localidad de Las Calles.

Pero resulta que en ese mismo momento, los policías tomaron conocimiento a través de la frecuencia radial, que días atrás a la vera del Río Chico en la localidad de Nono, se habría cometido un delito contra la propiedad de una mujer mayor, que tras violentarle una de las puertas de ingreso, delincuentes le habrían sustraído dos televisores plasmas, una Playstation modelo 4, una cámara fotográfica y una computadora Netbook con similares características y marca a la q tenía en su poder el detenido.

Ante la situación y gracias al rápido accionar del personal policial en conjunto con la Brigada de Investigaciones, personal de Criminalística y Subcomisaría de Nono, se logró recuperar ambos televisores y la máquina de fotos, encontrados en dos domicilios diferentes pero que fueron entregados de forma voluntaria de parte de sus portadores.

Ante la situación y las pruebas recabadas, se procedió a la aprehensión y traslado del sospechoso, quedando a disposición de la Fiscalía interviniente.






Comentarios