Una “familia tipo” de cuatro integrantes necesitó en marzo ya más de 60.000 pesos para no caer por debajo de la línea de la pobreza, debido al fuerte alza que están registrando los precios de la economía doméstica, erosionando el poder de compra de los ingresos.

//Mirá también: La inflación fue del 4,8% en marzo y acumula un aumento del 13% en el primer trimestre del año

Según datos oficiales revelados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), una familia compuesta por un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años necesitó exactamente 60.873,68 pesos.

Se trata de un salto de 18.878,82 pesos si se tiene en cuenta que la misma canasta tenía un precio de 41.994,86 pesos en marzo del año pasado.

Solo para cubrir las necesidades alimenticias, las familias de cuatro integrantes necesitan 25.685 pesos. En caso de no lograr un ingreso mensual de este nivel, el grupo familiar se encuentra en la línea de la indigencia.

//Mirá también: Indec: la economía volvió a caer tras nueve meses de rebote

Los datos surgen de la valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total que el Indec hace sobre la base del relevamiento de precios en el Gran Buenos Aires, una zona del país en la que el indicador promedio de pobreza es del 51%.

Durante marzo, la canasta básica alimentaria (CBA) se encareció 4,5% respecto de febrero y la canasta básica total (CBT), que contiene servicios, anotó un incremento del 5%. La inflación general promedio del período había sido del 4,8%.

Esos datos arrojaron que la CBA se encareció 48% anual en marzo y la CBT subió 45%, las dos por encima de la inflación general había sido del 42,6 en el mismo lapso.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.