Este sábado a las 22 se difundió la entrevista que Esteban Bullrich dio por primera vez desde que anunció que padece Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). En una de sus tantas declaraciones, habló sobre la emoción que le causó haber recibido un llamado de Cristina Fernández de Kirchner, quien quiso saber cuál era su estado de salud.

//Mirá también: Alberto Fernández y Cristina Kirchner, con el mismo abogado: Gregorio Dalbón lo asesorará en la denuncia a Patricia Bullrich

“Me llamó. Yo me emocioné hablando con ella. Hablábamos de la fe, lo importante que es la fe para crecer en todo momento”, dijo el senador de Juntos por el Cambio en diálogo con CNN Español.

Cabe recordar que el legislador opositor contó que sufre de una enfermedad progresiva, que no tiene cura y que le causa problemas para hablar el 28 de abril de este año. A través de un comunicado, aseguró que no iba a abandonar sus funciones.

Cristina Kirchner llamó a Esteban Bullrich..

Es difícil transmitir noticias dolorosas, pero compartirlas es aliviador. Después de varios meses consultando médicos y haciéndome todos los estudios necesarios, finalmente dimos con un diagnóstico definitivo sobre mi condición. Tengo Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad que provoca parálisis muscular y que es lo que me afecta el habla”, rezaba la carta de Bullrich.

En ese momento, la ex presidenta expresó: “Acabo de leer la carta publicada por el Senador Nacional Esteban Bullrich. Estoy segura que su profunda y sincera fe en Dios le dará la fortaleza necesaria para afrontar esta difícil situación”.

La complejidad de saber que padece ELA

Cuando uno se entera que está enfermo de una enfermedad como la ELA, pasa por etapas”, afirmó el senador, quien aseguró que sintió “angustia, mucha” y luego “enojo”, el cual “le costó más que la angustia”. Y agregó: “No le encontraba la vuelta. Ahora estoy en paz”.

Esteban Bullrich, senador de Juntos por el Cambio.

Bullrich contó que se dio cuenta de que algo extraño le ocurría cuando estaba en una reunión virtual con “el viejo gabinete” de Mauricio Macri. En el mismo se le “patinó” una frase. Por eso, acudió a profesionales y detectaron su problema. En la actualidad, se le dificulta mucho hablar. Por eso, utiliza una aplicación argentina, “Hablalo”.

La comparación con la política

En un momento de la entrevista que le realizaron Ernesto Tenenbaum y María O’Donnell, el legislador comparó su enfermedad con la política nacional. “El problema nuestro es que como con la ELA, nos cuesta entender que hay que humillarse, entender que la salida del país es como un laburo. Es como un fonoaudiólogo, es como un terapista ocupacional, como un neurólogo, como un kinesiólogo. Y es un trabajo, no es magia, no es un milagro”, dijo.

//Mirá también: Debutó el humor político en “ShowMatch”: estuvieron Alberto, Cristina, Kicillof y Larreta en un sketch imperdible

Por otro lado, se refirió al presidente Alberto Fernández: “Yo creí en Alberto, no lo voté, pero creí en él. Creí que podía cambiar, que podía mejorar, que podía tener un diálogo franco con la oposición, constructivo. Yo creo que fue un tema, obviamente la pandemia, pero de su propia incapacidad de superar los límites que la misma coalición le ponía. Él no pudo ganarle a esa incapacidad porque no pidió ayuda”.