Su equipo ganó 3-0 ante Zacatepec por la Copa MX. El hijo del Diez estuvo presente en el partido. 


Los Dorados de Diego Armando Maradona vencieron 3-0 al Zacatepec en un partido correspondiente a la Copa MX, gracias a los tantos de Julio Nava, Edgar López y Francisco Báez. Lo cierto es que el técnico, fiel a su estilo, festejó de manera alocada.

En el primer gol de Dorados, Diego no podía creer la jugada que había hecho Navas para convertir. Sin embargo, lo mejor llegó en el segundo tanto: apretó los puños, agitó los brazos y lanzó un tremendo grito.

Además, para que la victoria tenga un sabor aún más dulce, en la tribuna estaba su hijo Dieguito Fernando alentando al equipo. “Vamos, pongan huevo. ¡Vamos, Dorados!”, gritó.

“Estoy feliz porque mi hijo Dieguito cumple seis años, me llenó el corazón. Me contaron que gritó los goles”, dijo el entrenador argentino.

Por último, Maradona le firmó la camiseta en el vestuario a Eduardo Armenta, quien debutó en el primer equipo de Dorados.






Comentarios