El músico utilizó su página web para defenderse de los críticas de las "nuevas corrientes feministas".


Andrés Calamaro publicó un texto en su página web titulado “Varón y feminista” en el que aclara su posición y se defiende de las críticas de las “nuevas corrientes feministas”.

La polémica se armó por una entrevista del diario La Nación en la que Calamaro declaró: “Vivimos en un mundo raro, me dicen que los hombres no pueden ser feministas, pero yo soy hombre y soy feminista“.

(Europa Press/Europa Press/dpa)

“Nuevas corrientes ‘feministas’ (si digo ‘nuevas’ es porque nunca me habían discutido este punto), se sienten ofendidas porque doy a entender que los varones podemos (y deberíamos) ser feministas“, escribió el músico en el texto que publicó este viernes en su página.

“Si hablamos de igualdad, entonces todos estamos comprometidos”, remarcó Calamaro y agregó: “Yo creo que estas feministas ‘vírgenes’ se encuentran en una zona de confort; no tienen relaciones, son demasiado jóvenes, son lesbianas o están hartas de la ‘experiencia heterosexual‘”.

El texto completo:

“Hoy quiero compartir con ustedes la siguiente inquietud: Servidor fue educado en el feminismo, mi padre y mi abuelo fueron feministas antes que yo. Es una cuestión de educación y también de principios (principio de igualdad y convivencia); sin embargo nuevas corrientes “feministas” (si digo “nuevas” es porque nunca me habían discutido este punto), se sienten ofendidas porque doy a entender que los varones podemos (y deberíamos) ser feministas. Si hablamos de igualdad, entonces todos estamos comprometidos. Yo creo que estas feministas “vírgenes” se encuentran en una zona de confort; no tienen relaciones, son demasiado jóvenes, son lesbianas o están hartas de la “experiencia heterosexual” … Desde estas perspectivas, el feminismo militantes es mas sencillo de proyectar. Existen muchachas intentando “ser lesbianas” para evitar contacto con el “macho enemigo” … En un contexto privado donde los hombres no participan, entonces enarbolar las banderas del feminismo extremo es mas sencillo. Y yo me sigo considerando feminista, como antes lo fueron mi padre y mi abuelo. Es una cuestión de pensamiento refinado, de ética humana. Saludos y suerte en la lucha”.






Comentarios