El astro brasileño colgó los botines tras una carrera de casi 20 años.


Tras casi 20 años de carrera, Ronaldinho Gaúcho, una de las figuras más alabadas en la historia del fútbol, dijo basta: con 37 años, el brasileño anunció su retiro tras pasar dos temporadas sin equipo.

Uno de los siete jugadores que ganó la Copa del Mundo (2002), la Champions League (con Barcelona en 2006), y el Balón de Oro (2005), se despedirá con varios partidos este año del deporte que revolucionó con su increíble habilidad.

Estoy realizado. No me falta nada. A veces siento nostalgia de jugar un clásico. No me gusta ni ver fútbol. Nunca me gustó verlo. Me gusta ver goles, mejores momentos… No me gusta quedarme viendo un partido”, confesó en diciembre a SporTV.

Con apenas 17 años, Ronaldo de Assis Moreira debutó como profesional en el Gremio en 1998, y su capacidad para el fútbol llamó la atención del PSG, que lo contrató tres años después.

Pese a su éxito inicial en el club, chocó con el técnico Luis Fernández, quien lo acusó de estar más interesado en la vida nocturna y en las fiestas que en el fútbol, una acusación que le persiguió toda su carrera.

Sin embargo, su desempeño en Francia y su importancia en la victoria brasileña del Mundial 2002 aseguraron su paso al Barcelona, donde entabló una profunda amistad con Lionel Messi, a quien asistió magistralmente en su primer gol como profesional.

“Como siempre dije, aprendí mucho a tu lado. Siempre te estaré agradecido por lo fácil que me hiciste todo cuando llegué al vestuario. Tuve la suerte compartir muchas cosas con vos y me alegro muchísimo porque, además de un fenómeno con la pelota, sos una grandísima persona y eso es lo más importante. Aunque decidas irte, el fútbol no se olvidará de tu sonrisa jamás. Todo lo mejor, Ronnie”, expresó ‘La Pulga’ en Instagram.

Su influencia en el argentino llevaría después a la integración de Neymar, quien homenajeó a su compatriota en las redes sociales. “Siempre voy a recordar tu alegría en el campo, dejaste un legado que difícilmente será batido en el fútbol ARTE”, escribió el ahora delantero del PSG.

Mientras jugaba para el Barça, hizo historia en Internet cuando una publicidad suya para los botines Tiempo Touch of Gold, de Nike, se convirtió en el primer video de YouTube en alcanzar un millón de vistas.

Tras el fracaso en cuatros de final en el Mundial de Alemania de 2006, Ronaldinho comenzó un período de declive. En 2008 fue transferido al Milan, y de allí volvió en 2011 a Brasil para formar parte del Flamengo.

Mientras jugaba para el popular equipo de Río de Janeiro, en mayo de 2011 hizo un paso por Argentina y participó en ShowMatch, donde hizo algunos jueguitos con Marcelo Tinelli.

En el 2012 pasó al Atlético Mineiro, y demostró un gran nivel que lo llevó a conquistar la Copa Libertadores de 2013, la primera del club “Galo”.

Pese a las expectativas, en 2014 sorprendió al ser transferido al Querétaro. Esto duró poco tiempo, y en 2015 se pasó al Fluminense, donde apenas estuvo dos meses.

Desde entonces, participó en eventos y partidos homenaje alrededor del mundo, sin confirmar o negar su retiro, hasta este martes.

“Muchas cosas pasarán en tu vida, unas buenas y otras malas. Pero todo lo que pase, se lo deberás al fútbol“, escribió en una carta a sí mismo en The Player’s Tribune.





Comentarios