En un lamentable accidente ocurrido en la tarde de este martes, un comisionista de Villa Mirasol que había parado a descansar en General Pico, falleció apretado por su propio vehículo, entre la cabina y un pino, a la vera del boulevard de la Ruta Provincial N° 1, entre las calles 24 y 26.

La tragedia ocurrió luego que la víctima, identificada como Juan José Schappert, de 64 años, oriundo de Villa Mirasol, conductor de un vehículo utilitario, “aparentemente pasadas las 14 horas, ha parado a descansar y por causas que se intentan establecer, cerca de las 16 horas intenta poner en marcha el vehículo” y “se ha producido un aplastamiento entre la cabina del conductor, el hombre y un pino”, informó a la prensa el fiscal Guillermo Komarofky, presente en el lugar.

El fiscal Guillermo Komarofky, a la derecha de la imagen, en el lugar del hecho (Infopico)

Además, el fiscal detalló que “una de las cubiertas traseras del utilitario ha quedado enterrada”, por lo que los investigadores suponen que el hombre intentó “pararse en la puerta para ver si podía sacarlo o si se encajó posterior a que se produjera este aplastamiento y quedó acelerando en el lugar. No tenemos colisión ni intervención de terceros en el hecho, estaba con medio cuerpo afuera del vehículo”, señaló Komarofky.

El accidente ocurrió a la vera de la Ruta Provincial N° 1 (Infopico)

Por lo que se pudo ver en las cámaras de seguridad del lugar, “esta persona se habría tirado a descansar y comer algo dos horas antes del accidente. En el lugar se observa una conservadora con distintos alimentos. Entendemos que ésa era un poco su rutina y es lo que dijeron sus familiares también”, redondeó el fiscal.

En el siniestro no hubo intervención de terceras personas (Infopico)

En el lugar trabajó personal policial, dos ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas, de Bomberos Voluntarios y de la Agencia de Investigación Científica, además del jefe de la Unidad Regional II, Cristian Dupuy, el subcomisario de la Comisaría Segunda, Claudio Fontán, el comisario inspector José Giordano y personal de la Unidad Rápida.