En el marco de las restricciones que surgieron a nivel nacional por la llegada de la pandemia, varios sectores de la sociedad se vieron mas modificados que otros, tal fue el caso de los hoteleros o también de los gastronómicos. Ante esto, un dueño de un conocido local de la ciudad le mandó una carta al gobernador de Santa Fe para notificarle lo que le estaba ocurriendo en su comercio y para lograr encontrar una solución juntos. Omar Perotti le respondió y abrió la duda sobre la continuidad de los subsidios.

//Mirá también: Confirmaron promociones de Billetera Santa Fe para regalos por el Día del Niño

Fue a través del programa Radiópolis en Radio 2, donde se dio a conocer cuál fue el mensaje que el comerciante le mandó al mandatario: “Buenas noches, señor gobernador, mi nombre es Jorge Saúan. Disculpe el horario pero recién estoy volviendo a mi casa después de cerrar el negocio. Soy uno de los dueños del bar Gorostarzu, miembro del grupo autoconvocado UGAR de la ciudad de Rosario de gastronómicos rosarinos. Soy gastronómico desde hace varios años pero con las restricciones muchas cosas cambiaron, nuestros comercios cambiaron, nuestros horarios cambiaron, y en este momento con las puertas ya cerradas de la chopería termino de acomodar el local. La verdad, muy cansado por todo esto”, relató.

Y agregó: “Trato de entender su gestión al ver la caja que maneja la Provincia. La falta de sensibilidad con los sectores afectados, siento una angustia y una bronca tremendas. Entiendo que una actividad como la nuestra puede tener poco peso en las urnas, no lo culpo pero veo que el interés por el bienestar por la población, de las pymes y una mejor calidad de vida de de todos los santafesinos en este momento no está en la agenda”.

cervecería

No obstante, para sorpresa de todos, Perotti leyó la carta y en forma de respuesta se comunicó con el comerciante. “Fue una charla sincera, tocamos varios puntos pero fue informal”, comentó. “El señor gobernador me preguntó puntualmente cuál era el problema pero acá el problema es general, de toda la actividad. Coincidimos en que la actividad más afectada fue la de fines ociosos pero, contrariamente, cerraron y reciben un subsidio y más o menos pueden aguantar la bocha. Pero a nosotros no y el reclamo no es por hoy sino todo el pasivo que se dejó estos 18 meses el negocio es deficitario dudo que haya”, precisó.

Tras una extensa charla llena de verdades por las que se enfrenta la sociedad, Sauán consideró que Perotti se mostró interesado y empático con lo que le expuso. Además, agregó que existe la posibilidad de que se extiendan la asistencia para el personal. “Me dijo que le sirvió la charla, estoy muy contento”, terminó.