En 15 días empieza la prueba piloto en 5 establecimientos educativos. Hay 70 pequeños productores involucrados.


En dos semanas comenzará la prueba piloto y fruta seca elaborada en el distrito de Real del Padre será parte de la ración alimentaria que reciben los alumnos mendocinos.

La medida adoptada en conjunto entre el Ministerio de Economía y la Dirección General de Escuelas “surgió con el propósito de reforzar la merienda que se les entrega a los alumnos en las escuelas y con el fin de que los chicos empiecen a incorporar la ingesta de estos productos que son apreciados en otros mercados pero no así en el consumo interno, como es el caso de la ciruela seca”, sostuvo Martín Kerchner, ministro de Economía, Infraestructura y Energía.

La fruta desecada que pasará a ser parte de la merienda saludable es elaborada por 70 pequeños productores nucleados en una asociación de Real del Padre.

La primera experiencia abarcará a cinco escuelas de sur mendocino.

“La idea es empezar con algunas escuelas y hacerlo escalable en función de que los agricultores vayan sumando mayor producción, mientras los chicos empiezan a incorporar a su dieta estos productos que tienen buena calidad y muchos de ellos se exportan”, sintetizó Alejandro Zlotolow, subsecretario de Agricultura y Ganadería.

El objetivo es que el programa empiece con éxito en una escala que permita manejar cuestiones operativas como la logística para la distribución de productos y el tratamiento de los alimentos.

Una vez que el sistema esté aceitado se podrán sumar más raciones, más establecimientos educativos y más productores interesados en proveer la mercadería.





Comentarios