Su familia asegura que fue por la "mala atención que recibió en el hospital local", que lo trataron mal y tardaron en derivarlo al Hospital San Luis.


El domingo alrededor de las 17 familiares y amigos de Carlos Devia, un adolescente que falleció a fines de septiembre, se manifestaron frente al Hospital de Tilisarao en San Luis ya que consideran que su muerte se debió a una “mala atención que recibió”.

Según informó El Chorrillero, la familia del joven relató que el pasado 24 de septiembre lo llevaron al nosocomio local con 39° de fiebre y dolor en una rodilla. “El doctor dijo que estaba incubando una gripe y sin revisarlo, le dieron un medicamento para bajar la fiebre”, recordaron.

Conmoción, marcha y reclamo en el hospital de Tilisarao.

Como el joven no mejoraba decidieron llevarlo nuevamente al día siguiente y prácticamente en alza, ya que el chico no podía casi caminar por su cuenta.

Ese día otro médico lo atendió y le indicó que podría tratarse de un golpe, pero “no lo revisó”, recomendó una interconsulta con un traumatólogo y le recetó otro medicamento para mejorar su estado de salud.

Me dijeron que sólo atendían urgencias ¿Acaso los 40° de fiebre de mi hijo no lo eran?”, cuestionó en redes sociales la madre de Carlos, Roxana Devia.

El 26 de septiembre regresaron nuevamente al nosocomio porque Carlos continuaba con síntomas y en mal estado de salud. Ese día una médica lo atendió y pidió una serie de análisis, pero “a los 15 minutos lo enviaron a su casa” con más medicación. Esta vez tuvieron que asistirlo con una silla de ruedas.

Conmoción, marcha y reclamo en el hospital de Tilisarao.

El viernes 29 se repitió la secuencia sólo que “lo revisaron y lo derivaron al Policlínico Regional”, con un panorama claramente preocupante.

Los parientes de la víctima no saben qué pasó, pero lo cierto es que pese a todas las veces que fueron al hospital, Carlos Devia murió.

Es por eso que todos los allegados a la víctima y a su familia aseguran que se debe a “la mala atención” recibida en Tilisarao y la demora en una derivación a un centro de mayor complejidad.

Incluso repudiaron el “trato” que recibieron durante los días que asistieron al nosocomio de la localidad porque señalaron que a Devia le dijeron que “los hombres no lloran”, mientras padecía el cuadro médico.

La mamá de Carlos convocó a una marcha

El domingo a las 17 los vecinos se congregaron en la Plaza San Martín de Tilisarao e iniciaron una protesta hasta las puertas del hospital. 

Voy a marchar porque la mala atención y el desgano de los doctores me arrebataron un hijo; voy a marchar no por ser ignorante, sí por ser madre; marcharé porque no lo derivaron a tiempo o al menos no lo ayudaron a aliviar su dolor; al señor que le dijo que ‘los hombres no lloran’ quiero decirle que mi hijo era un niño, y que los hombres sí lloran”, aseguró la madre.

“Marcho para decirles que si no tienen ganas de trabajar, que se vayan. No soy ignorante, soy madre, ¿quién responde por el abandono de persona que sufrió mi hijo, en manos de tres ineptos?”, cuestionó.

Durante la manifestación los efectivos policiales custodiaron el nosocomio, de fondo se escuchaban gritos, llantos y lamentos de dolor. “Carlitos presente. Que den la cara, que se vayan”, gritaron en pedido de Justicia.




Comentarios