Al inicio de esta semana se dio la presentación de La Academia, la nueva temporada de Showmatch, y trajo consigo un duro enfrentamiento entre Mar Tarres, Yanina Latorre y Cinthia Fernández. La modelo de talla grande se defendió de las Angelitas en una entrevista con Maite Peñoñori, pero la movilera inmediatamente la acusó de atacarla innecesariamente.

Durante el día de ayer, los usuarios de las redes de todo el país compartieron su opinión a favor o en contra de ambas partes. Entre ellos, el proyecto periodístico Feminacida escribió una pequeña nota de opinión sobre el intercambio entre Mar y la movilera, la cual luego fue compartida por la influencer en su propia cuenta.

Como escribió el medio en su publicación original, sostienen que Mar le puso un freno determinante al gordoodio o gordofobia que exhiben las reconocidas panelistas del programa de Ángel de Brito, “Los ángeles de la mañana”. Tras las fotos para La Academia, el medio describe que Peñoñori acorraló a la modelo de talla grande para hacerle preguntas incómodas sobre los comentarios de Latorre y Fernández, remarcando especialmente que “Yanina y Cinthia dicen que vos tenés como una cosa de discriminación con las mujeres flacas”.

La modelo compartió en su Instagram una nota que la defendía de un intercambio con las Angelitas (Foto: La Voz).

Para el medio, la pregunta fue completamente inapropiada, sobre todo porque luego de la misma, también le insistió a Mar cómo se sentía cuando le dicen que hace negocio de su militancia. Mar no dudó en responder, sosteniendo que vender ropa para gordas “es tan digno como vender ropa para flacas”. Ante estos comentarios, la nota del medio independiente sostiene que etos intercambios que plantean la gordura y flacura como opuestos totales reproduce una violencia patriarcal sobre el modelo de belleza de la mujer.

Finalmente, la nota compartida por Mar resalta que la comediante remarcó al inicio de la nota que estaba contenta por poder bailar y mover el cuerpo, pero que la reportera en lugar de indagar en esto, se enfocó toda la nota en remarcar que las panelistas del programa hacen comentarios de ella por ser gorda, y plantean la pregunta de por qué vende más mostrar este lado conflictivo, en lugar de la felicidad de una artista de talla grande.