No es un presente fácil para los gastronómicos de la provincia. Aunque están habilitados para funcionar, las restricciones achican cada vez más su margen para trabajar. Ahora tienen que cerrar antes de la medianoche, sumado a que tienen que cumplir con un cupo máximo de gente adentro. Para generar movimiento, desde el sector impulsarán una campaña para que la gente vaya más temprano a los bares y restaurantes.

Freddy Soria, presidente de la Cámara Hotelera y Gastronómica de la Salta, adelantó que desde la institución “empezamos a delinear algunas acciones con el ánimo de palear lo más posible esta situación que empeora cada vez más”. Se propondrán distintas acciones que inviten a los salteños a concurrir a los locales gastronómico e incentivar al turismo interno en toda la provincia. “La hotelería necesita del apoyo de todos los salteños. Los bares y confiterías van a empezar a abrir más temprano, desde las 18 para salir a tomar algo, a comer, para que la gente salga más temprano”, expresó en una entrevista con CNN Salta.

Las restricciones establecidas por el COE provincial regirán, en principio, hasta el 30 de abril. Una de ellas es la prohibición de circulación entre la 1 y las 6 de la madrugada por lo que los bares y restaurantes tienen que cerrar hasta antes de la medianoche. Los locales gastronómicos deben contar con una capacidad máximas del 50% y están suspendidas las fiestas privadas en salones, como también la concentración de gente en los eventos deportivos. En este contexto, el sector gastronómico también buscará promover que sus locales no son focos de contagio. “Tenemos estadísticas que demuestran que ha sido ínfimo el número del personal contagiado, los protocolos se llevan de manera responsable y seria”, finalizó Soria.