Mi tía pasó su cumpleaños 44 bajo tierra y hormigón y este tipo estaba como si nada en esa casa”, escribió este miércoles la sobrina de Nora Escobar. Así dio cuenta de la denuncia de un femicidio a más de dos semanas de la desaparición de la víctima en Granadero Baigorria, donde encontraron su cuerpo enterrado en el patio de la casa.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmó la muerte de la mujer de 43 años este martes a la noche después de un segundo allanamiento en la vivienda de Liniers al 1700. La fiscal Marisol Fabbro se hizo cargo del pedido de captura de su expareja, que permanecía prófugo luego del procedimiento en su domicilio.

Fuentes oficiales informaron que en el patio tuvieron que romper una carpeta de cemento para dar con el cadáver. De esta forma se confirmaron las sospechas sobre Gregorio Brítez (52) y detuvieron a un presunto cómplice. Antes del hallazgo, la hija de Escobar recordó cuenta de que su madre había atravesado situaciones de violencia de género en el marco de esa relación.

Nora desapareció el viernes 22 de abril. El domingo siguiente tenía previsto ir a correr la Maratón Puerto Norte en Rosario, pero dejó de contestar los mensajes dos días antes. La búsqueda de paradero recién se activó el último lunes y generó una protesta en Granadero Baigorria por la respuesta de la Fiscalía ante el caso.

La causa sobre la desaparición de Escobar estaba en manos de la unidad de Salidas Alternativas del MPA, pero este martes al mediodía fue reasignada a la de Homicidios Dolosos. En esta instancia, los investigadores decidieron volver a inspeccionar la casa de su ex y los perros rastreadores detectaron indicios del cadáver escondido en el patio.

Escobar se dedicaba a correr y presumen que la mataron dos días antes de participar en una maratón. Foto: Karen Gigena

Luego del hallazgo, la Justicia provincial pidió a los bomberos que retiraran el cuerpo para hacer la autopsia en el Instituto Médico Legal (IML) de Rosario. A última hora de la jornada, en redes sociales estallaron los reclamos de justicia por el asesinato.

“Nada nos va a devolver a Nora, pero mínimamente exigimos justicia por lo mal que se hizo todo esto”, expresó Noelia Barría. La sobrina de la mujer se quejó de la respuesta del Estado ante el caso y puntualizó: “No sólo sufrimos por verla saliendo en una bolsa sino también al ser víctimas de este sistema que una vez mas nos demuestra ser ineficiente”.