Como sucede habitualmente en las Fiestas, se registraron heridos por las celebraciones de Año Nuevo y Rosario no estuvo exenta de esta problemática. Así y todo, al igual que en Navidad, se produjo una baja de casos de lesionados en fin de año.

El secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, y el intendente, Pablo Javkin, destacaron el menor número de casos registrados. “Hubo heridos como se producen todos los años, pero hay una tendencia a la baja, sobre todo en pirotecnia. En esto influye la responsabilidad de la gente y la colaboración de los padres”, indicaron.

Años atrás veíamos amputaciones, pérdidas de sustancias, falanges y hasta de la vista”, explicó Caruana en una conferencia de prensa realizada hoy en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), en donde, junto al intendente y la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayrú, brindó detalles de los operativos de control realizados estos días.

El intendente mostró su satisfacción por los operativos de control llevados a cabo.

Por su parte, el titular de Salud municipal indicó que se registraron “tres heridos muy leves por pirotecnia con tratamiento ambulatorio, nueve en accidentes en la vía publica, seis heridos de arma de fuego, tres de arma blanca y una persona fallecida en el Hospital Provincial, caso que se encuentra bajo investigación policial”.

En tanto, el intendente Pablo Javkin trazó un balance “positivo” de los operativos llevado adelante desde la noche de ayer hasta esta madrugada tanto a nivel de casos de pirotecnia, como en lo que se refiera a evitar aglomeraciones. “Efectuamos un trabajo para evitar la concentración de gente, con el fin de contrarrestar el avance de la situación epidemiológica”, sostuvo.

Al respecto, enfatizó que “esto resulta clave para intervenir en la disuación de concentraciones masivas antes de que se produzcan”. “Montamos un operativo que requirió de nuestra presencia física. Si estamos allí antes de que se formen las aglomeraciones, es más sencillo. Luego, sería complejo desarticularlas”, describió, y aclaró: “A nosotros nos hubiera gustado otra cosa, pero este año lo más importante era cuidar la salud y es el objetivo que logramos cumplir”.

“Tomamos conocimiento de fiestas clandestinas que se realizaron en localidades vecinas y vamos a tratar de evitar de que esas imágenes que tanto nos molestan de las islas de Entre Ríos se repitan. Parece que Rosario está entendiendo el mensaje”, concluyó el intendente.