Una pareja fue detenida acusada por la muerte de un bebé recién nacido, cuyo cuerpo había sido encontrado hace 15 días en el interior de un contenedor de basura en el barrio porteño de San Nicolás, según informaron hoy fuentes policiales.

El hallazgo del bebé ocurrió en la tarde del 15 de diciembre, alrededor de las 14.30 horas, en Lavalle al 1600, cuando personal de la Comisaría Vecinal 1 B se dirigió al domicilio, a tres cuadras del Palacio de Tribunales.

Los efectivos fueron alertados luego de que un hombre que buscaba cartones y materiales para vender dentro de un contenedor vio al bebé sin signos vitales adentro de una bolsa. Inmediatamente, tras arribar al lugar, los policías llamaron al Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), que constató la muerte del pequeño.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 54, a cargo de Laura Belloqui, le encomendó a la División Sumario y Brigadas de Prevención de la Comisaría Comunal 1 de la Policía de la Ciudad una serie de averiguaciones en busca de testigos e imágenes de momentos previos y posteriores al hallazgo del cadáver.

El hallazgo del bebé ocurrió en la tarde del 15 de diciembre, alrededor de las 14.30 horas, en Lavalle al 1600.

Del análisis de los elementos recogidos, los investigadores pusieron el foco en una mujer que habría arrojado la bolsa con el cuerpo dentro del contenedor. Esa persona, era robusta, con cabello largo y estaba vestida con una remera bordó con inscripciones en color claro en su frente, pantalón oscuro y chinelas tipo Crocs, según la descripción.

La pesquisa permitió ubicar el domicilio donde ingresó la sospechosa, un edificio de la calle Tucumán al 1700, dos cuadras distante del lugar donde fue hallado el cuerpo. Los efectivos finalmente lograron identificarla, al igual que a su pareja, ambos extranjeros.

Con la identidad de los sospechosos en su poder, la fiscal Belloqui solicitó el allanamiento del departamento donde vive la pareja y la detención de ambos al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 54, a cargo de la jueza Érica María Uhrlandt, quien hizo lugar al pedido.

La magistrada también requirió recolectar elementos, como ropa o cepillo de dientes, de los que se pudieran extraer perfil biológico y la obtención de rastros que pudiesen referir si la mujer cursó embarazo recientemente. El procedimiento fue llevado a cabo por personal de la Brigada de la Comuna 1, con el apoyo de efectivos de la División Exteriores de Video y de Criminalística de la Policía de la Ciudad, durante el cual fueron incautadas prendas, entre ellas las que habría utilizado la mujer al momento de ir hasta el contenedor, además de elementos solicitados para cursar la investigación.