Hubo críticas por la masiva despedida en medio de las restricciones que rigen para los servicios fúnebres.


Todavía afectado por el trágico final de su padre, Bruno, uno de los cuatro hijos de Tomás “Trinche” Carlovich, intentó excusarse tras la multitudinaria despedida del ídolo del fútbol de Rosario realizada el sábado en la cancha del club Central Córdoba.

Me preguntaron a mi si podíamos ir a la cancha, que había gente afuera”, relató Bruno Carlovich a Radio 2, sobre lo ocurrido el sábado, un día después de la muerte de su padre, quiene estuvo dos días internado luego de recibir un fuerte golpe en la cabeza en medio de un robo.

“Inicialmente estaba yo con mi camioneta y mi hermana en otro auto con mi cuñado, pero luego se fue sumando un montón de gente“, expresó Bruno sobre la caravana.

Para cuando llegaron al estadio Gabino Sosa en barrio Tablada había cientos de simpatizantes en las tribunas. “No lo pudimos controlar. No lo hicimos de mala fe”, agregó Carlovich.

“Surgió así. No fue algo pensado ni programado“, se excusó el hombre sobre una convocatoria que surgió inicialmente en redes sociales y en grupos de Whatsapp.

Luego del masivo velatorio, la Justicia provincial comenzó a investigar la actuación de la policía y autoridades de control en torno al homenaje. Este sábado advirtieron que el evento puso en riesgo la normativa sanitaria adoptada por la pandemia del nuevo coronavirus.




Comentarios