El encuentro fue suspendido luego de que los jugadores terminaran a las trompadas en pleno campo de juego.


Un encuentro de la liga totorense terminó en escándalo este fin de semana. Los jugadores de la Reserva de Belgrano de Serodino y Unión de Clarke terminaron a las trompadas y el cotejo tuvo que ser suspendido.

El partido se desarrollaba con total normalidad cuando, por causas que se intentan establecer, los futbolistas comenzaron a golperarse en el centro de la cancha. En medio de la batalla campal, uno de los jugadores, Cristian Ramos, sufrió un fuerte golpe en la cabeza.

Debido a la brutal agresión, el jugador del “cuisero” perdió el conocimiento y fue trasladado de urgencia al hospital Eva Perón de la ciudad de Granadero Baigorria.

Hasta el momento se desconoce si el caso fue denunciado por personal policial encargado de la seguridad o algunos de los testigos que presenciaron el cotejo




Comentarios