El subjefe policial de San Lorenzo, Gustavo Rapuzzi, defendió el accionar de los agentes en la madrugada del domingo en la vecina localidad. 


Luego de las declaraciones de la novia de Juan Cruz Vitale, el joven que fue asesinado en la madrugada del domingo en la localidad de Capitán Bermúdez, el subjefe de Policía Gustavo Rapuzzi dio su versión de los hechos y precisó que “hubo un forcejeo” entre el agente y la víctima.

El subjefe policial de San Lorenzo sostuvo que el operativo “se inició a las 3.30 en San Lorenzo y Chacabuco” de la vecina localidad.

Rapuzzi manifestó que mientras los agentes realizaban un control alcoholemia, “llegó esta persona con su auto, retrocedió y encaró al operativo llevándose por delante las medidas de seguridad. Por poco no embiste al personal de la policía”.

“En el final del operativo comenzó la persecución por distintas partes”, dijo a El Tres el subjefe policial. Y agregó: “Cuando se logró interceptarlo, bajó la policía pero este vehículo retrocedió”.

Rapuzzi manifestó que “en ese momento los efectivos disparon a los neumáticos” pero no lograron detener al conductor. “La persecución continuó y el auto detiene la marcha, la persona descendió, ingresó a una casa”. A continuación, “en un especie de galería, el empleado policial forcejeó con esta persona y se produjo el disparo” que-según la autoridad policial- impactó en la parte frontal de la víctima.

Consultado sobre Vitali, quien falleció segundos después en ese lugar, Rapuzzi contó que “no cuenta con antecedentes”.

Lo cierto es que la versión policial deberá ser confirmada por la Fiscalía, que ya investiga los detalles del oscuro episodio ocurrido en la madruga del domingo.  

Por lo pronto, la fiscal Melisa Serena imputará al agente sindicado como responsable de la muerte del joven






Comentarios