En medio del escándalo en torno al falso médico Ignacio Nicolás Martín, se supo que estuvo en acción en la mayor parte de los brotes de coronavirus en la provincia y que, incluso, fue puesto como “ejemplo” por parte del Centro de Emergencias Operativas (COE) central.

Es que “desde el minuto cero” se ofreció como voluntario y acudió a las zonas rojas por presencia del virus, como lo detalló La Voz en un informe.

Ahora denunciado penalmente por utilizar una matrícula de médico que correspondía a otra persona, Martín relató en su momento a este medio que, como integrante del equipo interdisciplinario dirigido por Diego Almada, trabajó en Villa Dolores, Mina Clavero, Oncativo, Río Segundo, Los Surgentes, Sacanta, Oliva, Vicuña Mackenna y Río Cuarto.

Dijo tener 24 años, ser técnico en emergencia médica y médico recién matriculado. En septiembre fue designado a cargo del Centro de Operaciones Tácticas del COE. Y habría tenido a su cargo la coordinación de las derivaciones de pacientes infectados del sur de Córdoba, el call center médico que decidía el envío de ambulancias o Brigadas de Acción Rápida (un médico y una enfermera) a domicilio y las guardias nocturnas.

“Mi nombre es Ignacio Martín, soy médico voluntario del COE, vengo desde Córdoba para darle una mano a Villa Dolores. Trabajo en el Centro de Operaciones Tácticas”, solía presentarse.

La fotocopia con un supuesto carnet del Consejo Médico que presentó en diciembre a la municipalidad de Río Cuarto, para quedarse a trabajar en dispensarios locales, asegura que se matriculó el 13 de julio del 2020. El número de DNI que figura en el carnet no existe. Y muchos de los datos que dio a los medios meses atrás son falsos y ni siquiera tendría la edad que dio a conocer.