El niño de 11 fue abusado sexualmente hace cuatro años y debe permanecer en el Hospital Garrahan. Necesitará un trasplante para poder volver alimentarse.


El chico de 11 años que fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Garrahan ingresará a la lista de espera de donantes de intestinos. El niño fue violado hace cuatro años por el padre de un amigo cuando fue a jugar a la casa. El acusado identificado como Omar Alberto “Japo” Verón está detenido desde hace dos semanas atrás, pero a pesar de ser catalogado como prófugo durante todo este tiempo cobraba un plan social de Anses.

El papá de “M” (para proteger su identidad), Miguel Angel Orué relató que “en el Garrahan le cerraron la abertura abdominal que le habían hecho para que pudiera alimentarse mediante zonda. Ahora lo hace por vía venosa. Cuando cicatrice, pasará a lista de espera porque necesita un trasplante de intestinos“. El abuso sexual fue descubierto por un cirujano infantil que contactó a Miguel cuando detectó un desgarro anal y perforaciones intestinales compatibles con el ataque sexual.

“M” junto a su padre.

De acuerdo con la causa, “M” tenía 7 años el día del hecho. Había ido a jugar a la casa de su amigo en Resistencia, el único detenido Omar Verón abusó del niño delante de su hijo. Relataron que había encendido una máquina de cortar pasto para que no se escucharan los gritos de la víctima. Además lo amenazó al chico y a su amigo para que no contaran lo sucedido. “M” debió ser sometido a diferentes tratamientos y cirugías.

Los médicos tuvieron que sacar un extremo del intestino grueso a través de una abertura en la pared abdominal. Las heces salen por el estoma hasta una bolsa adherida al abdomen. El niño ya no puede ingerir alimentos vía oral y estaba conectado a dos máquinas con el vientre abierto.

Omar Alberto Verón, acusado de haber violado a un menor hace cuatro años en Resistencia.






Comentarios