El bloque de Bien Común representando por los concejales Hugo Schamber, Lilian García y Raúl Rodríguez, llevó adelante un proyecto que consistía en multas para los padres de los menores que hicieran actos de vandalismo. Sin embargo, no hubo acuerdo por sus pares de otros partidos políticos y no fue aprobado.

“Hace tiempo que queremos actualizar el control del Municipio contra el vandalismo y también queremos dar un mensaje de mayor diálogo y responsabilidad. A nuestro entender la ordenanza viene a saldar un vacío dado que nuestras faltas no contemplan la responsabilidad de los menores de forma expresa. Estamos imitando a otros Municipios y también fijamos que lo recaudado vaya al Fondo de Infraestructura Escolar”, marcaron desde la bancada vecinalista.

Este proyecto fue presentado desde que Daniel Medina estaba como concejal de Bien Común, y en reiteradas oportunidades, pero nunca tuvo el apoyo del resto de los concejales, pese a la cantidad de Municipios que adoptan esta medida.

Lo que vimos en el cementerio y el riesgo de mayores daños en las tumbas y nichos marca que deberían aprobarse estas sanciones a los padres de los menores, como forma de transmitir un mensaje de responsabilidad en la sociedad”, completaron.

A pesar de los argumentos presentados por el bloque, también lamentaron que esto no haya prosperado en el HCD.

A su vez, indicaron que la propia ley de tránsito permite multar a los padres por las acciones de los menores. “Necesitamos ordenanzas modernas y que permitan un mayor orden y respeto por el patrimonio público y la propiedad privada de los vecinos. Una persona que daña un nicho entrando irregularmente al cementerio debería ser multada, aun si es menor a través de su familia o tener una sanción de trabajo comunitario. Algo que el resto de los concejales tampoco nos han permitido aprobar”.