El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se refirió a la Argentina, en el contexto de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente de los Estados Unidos se refirió a Nicolás Maduro como a un "dictador".

A su vez, también hizo referencia a la administración que lo precedió, la de Donald Trump, cuestionándole su política exterior en la región de Latinoamérica. Y mencionó a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, calificándolo de dictador.

Los dichos de Joe Biden

El mandatario norteamericano reconoció que invierte un tiempo considerable “hablando y tratando” la política de Nicolás Maduro, y lo clasificó como un “dictador”.

A su vez, entre sus frases, se refirió a Chile y Argentina, pero en este punto hizo una distinción con Venezuela al catalogar a estos dos países como que “no son lo mismo” que la nación caribeña.

Respecto de las tareas desempeñadas por su antecesor en el cargo, Donald Trump, consideró que su administración ocasionó un “gran daño” a la región en cuestión en cuanto a política exterior.

Asimismo, el presidente estadounidense desterró la idea de pensar que la Casa Blanca dicta lo que debe suceder en otras naciones: “El problema que tenemos son las grandes dificultades para compensar los errores que cometimos en los últimos cuatro años, y llevará algún tiempo”.

Para luego hacer alusión a una vieja frase conocida y decir que Latinoamérica “no es el patio trasero” de los Estados Unidos: “Cuando era un joven en la universidad solíamos hablar del patio trasero de Estados Unidos, pero no es el patio trasero”.

Y luego modificó este dicho haciendo alusión a México: “El sur de la frontera con México es el patio delantero de Estados Unidos”. Además, quiso ablandar su declaración: “Somos gente igual”.

Estas palabras enunciadas por Biden se enmarcan en medio de las negociaciones que Argentina mantiene con el FMI, por una deuda de U$S44.000 millones.

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva, gerenta del FMI, en medio de las negociaciones que Argentina mantiene por su deuda.

En reuniones pasadas, Estados Unidos le solicitó a la Argentina un “plan de política económica sólido que devuelva el crecimiento al país”.

Cabe recordar que el país de Norteamérica es el principal accionista del FMI, donde cuenta con el 16,5% de los votos, siendo determinante en las aprobaciones o no de lo que se negocie con el Fondo.