Dos fiestas clandestinas fueron desbaratadas en la noche de sábado en la capital provincial. En uno de los eventos había 20 personas y en el otro más de 60 según estimaciones del personal policial que debió intervenir en el lugar; no se pudo precisar debido a que los asistentes comenzaron a escapar en sus vehículos ante la llegada de los efectivos.

La primera de las fiestas se llevó a cabo en jurisdicción de la Comisaría 14 de Paraná, en calle Crespo al 1700. Un llamado al 911 dio cuenta de que en una vivienda se estaba realizando una reunión social; al llegar el móvil policial, se constató la existencia de la fiesta con unas 20 personas, que por pedido de los efectivos, se retiraron del lugar.

Tras el hecho, se notificó al joven organizador de la fiesta y a su acompañante, por la infracción al vigente DNU 754/20, sobre las restricciones impuestas a raíz de la pandemia, informó ElOnce.

La segunda fiesta en la que intervino personal policial, se llevó a cabo en este caso, en jurisdicción de la Comisaría 15, en calles Arévalo y Serrano. Con la llegada de los móviles policiales, a las 5 de este domingo, se desató una veloz huida de los más de 60 asistentes a la fiesta clandestina que se realizaba en una casa quinta, desde donde se escuchaba la música a alto volumen.

Al percatarse de la presencia policial, los jóvenes comenzaron a huir por lo que el personal policial decidió filmar las patentes de los vehículos (autos y motos) para entregar las grabaciones al Juzgado Federal.

Los efectivos lograron notificar de la infracción al DNU 754/20 a cuatro personas, mientras que las restantes, se retiraron del lugar. Además, se notificó al propietario de la vivienda, quien es un sujeto de 26 años.