El femicidio de Guadalupe Curual conmocionó y enfureció a la comunidad de Villa La Angostura que salió a las calles en tres oportunidades para pedir justicia y respuestas para que esta muerte no se vuelva a repetir. Por la noche se hizo una caravana de autos.

En el momento del crimen, los testigos y vecinos se acercaron a la Comisaría 28 para reclamar justicia y que el crimen de Curual no quede impune, al día siguiente se produjo una de las manifestaciones más grandes que se vieron en la localidad neuquina y los manifestantes fueron a la Fiscalía para reclamar respuestas y acciones por parte del fiscal jefe Fernando Rubio y el fiscal Adrian De Lillo.

El enojo de la gente, los gritos y carteles, hicieron que las autoridades salieran a hablar, pero esto no calmó a los manifestantes que piden medidas claras y concretas para prevenir los femicidios: una mujer muere cada 29 horas en Argentina asesinada por un hombre. En horas de la tarde las manifestaciones continuaron y a las 21 horas se convocó a una caravana de autos por la ciudad.

Un grupo de mujeres se entrevistó con el oficial a cargo, según detalla Diario Andino, pero este no dio información ya que sostuvo que no estaba autorizado: solo confirmaron el traslado de Bautista Quintriqueo a un hospital de San Martín de los Andes. Luego se informó que el femicida intentó quitarse la vida, por segunda vez, con un cable y esto complicó su cuadro lo que demandó su traslado.