Luego de la propuesta salarial del Gobierno de Neuquén, el gremio docente ATEN realizó una asamblea durante la noche del jueves y votaron de manera contundente en contra de la propuesta anticipando que no habrá inicio de clases el próximo 3 de marzo. El sector gremial consideró “insuficiente”. Este viernes se llevará adelante el plenario que definirá las medidas a tomar por el gremio.

El incremento propuesto, según detalla Diario Río Negro, consistía en una suba sobre el valor punto y adicionales del 10% para los haberes del próximo mes. A esto se sumaba una “compensación” mensual por el servicio de conectividad equivalente a 2.346 puntos anuales sin alcance a los jubilados. También se ofreció el pago de un bono “de bolsillo” por $5.000 a pagar a mediados de marzo y un adicional de 1.000 pesos para el cargo inicial.

Le planteamos que es absolutamente insuficiente por no contener ninguno de los planteos que la organización sostiene hace un año. Merecemos una propuesta que dé cuenta de la situación salarial y del valor que le da a la educación el gobierno de la provincia”, dijo Marcelo Guagliardo, quien encabeza la comisión directiva provincial, a la salida del encuentro. Desde ATEN piden que se reconozca de base un 36% de aumento para compensar la pérdida salarial del 2020 producto del congelamiento de los salarios.

Desde el Gobierno detallaron que la oferta totaliza un aumento del 20,65% “global”, que traducido a pesos haría que el sueldo de bolsillo inicial sea de $41.647, según informaron solo el 22% de los docentes neuquinos cobra el salario inicial y que menos del 10% deberá pagar Impuesto a las Ganancias. “Hemos realizado una propuesta integral con prudencia y responsabilidad, porque la economía neuquina aún no se recupera de los efectos adversos que generó la pandemia de covid-19”, sostuvo la ministra Vanina Merlo.

ATEN anticipó el rechazo al aumento salarial propuesto por el Gobierno neuquino.@tunoticiaok | Twitter

Pero esto fue contrario a lo que Guagliardo difundió ya que señaló que la oferta “representa un incremento de 7.000 pesos de los cuales 3.000 son una suma no remunerativa ni bonificable, la cual obviamente no percibirán los jubilados”. Al mismo tiempo explicó: “Si hablamos de porcentaje, se trata de un 16% de los cuales el 6% es esa suma en negro. Es a partir del 1 de marzo y seguimos quedando muy por debajo de la línea de pobreza el 50% de los docentes de una de las provincias más ricas del país”.

En cuanto al plenario que se realizará este viernes, desde el gremio esperan tener una resolución antes del mediodía. La negociación está siendo contra reloj, ya que el inicio de clases presenciales en la provincia está a la vuelta de la esquina: 3 de marzo; pero esta fecha podría frustrarse si no se llega a un acuerdo.