El DNU presidencial mantiene la etapa de distanciamiento social en todos los departamentos provinciales, pero dejó afuera al aglomerado urbano que rodea la ciudad ya que presenta transmisión comunitaria de coronavirus.


El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 576 que se publicó esta mañana en el Boletín Oficial incluyó una marcha atrás para el aglomerado urbano de Neuquén capital, que volverá a la fase de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Se trata de una vuelta al aislamiento social, preventivo y obligatorio estricto con autorización para actividades esenciales, aunque prevé que, en los aglomerados urbanos, departamentos y partidos de hasta 500.000 habitantes los gobernadores puedan disponer nuevas excepciones con el fin de autorizar actividades industriales, de servicios, comerciales, sociales, deportivas o recreativas.

Desde el gobierno provincial habían indicado ayer que, por el momento, no habría cambios en las actividades permitidas y las restricciones vigentes, aunque aún no estaba el detalle del DNU que se conoció hoy.

Nación volvió a Neuquén capital al aislamiento obligatorio. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

La norma mantuvo al resto de los departamentos de la provincia en el distanciamiento social, pero excluyó a esta zona por no cumplir “positivamente” las tres condiciones necesarias para avanzar de fase: que el sistema de salud cuente con capacidad suficiente y adecuada para dar respuesta a la demanda sanitaria; que el aglomerado urbano, departamento o partido no esté definido por la autoridad sanitaria nacional como aquellos que poseen “transmisión comunitaria” sostenida del virus; y que el tiempo de duplicación de casos confirmados de covid-19 no sea inferior a 15 días.

El aglomerado urbano de la capital (que incluiría también a Centenario y Plottier) comparte esta fase con el departamento General Roca de Río Negro, con el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y con todos los departamentos de Chaco.

Las medidas vigentes hasta el 9 de julio incluyen la utilización exclusiva del transporte público para trabajadores esenciales, un horario de circulación límite hasta las 20, la suspensión de las reuniones sociales y los controles estrictos en los puentes carreteros y accesos de las tres ciudades.

Sin embargo, el decreto establece la prohibición en esta etapa de centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, clubes, bares y gimnasios. Estos dos últimos rubros habían quedado habilitados en Neuquén.




Comentarios