El dueño de una finca en Colonia Segovia avanzó y aplastó con su tractor a uno de los trabajadores que era parte del grupo que solicitaban cobrar los que les correspondía: una deuda casi millonaria.

//Mirá también: Mendoza continuará con las mismas restricciones y no adoptará las sugeridas por el Presidente

La propiedad, donde se produjo el hecho de violencia y que se podría encuadrar en intento de homicidio, es conocida como Los Sánchez y pertenece a Germinando S.A.

Allí, desde hace muchos años, vive y trabaja Urbano Lamas Rodríguez y su familia, compuesta por su mujer y sus cuatro hijos. Urbano y su esposa son originarios de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

El empleado fue engañado por la familia Sánchez porque, según denunció, le hicieron firmar un acta de despido involuntariamente. Luego los dueños de la propiedad le exigieron al hombre y a sus familia que dejen la casa y, ante la negativa porque no les querían abonar la deuda, se desató una gran discusión, que produjo que el propietario atropellara al joven con su tractor.

La víctima, un joven de 20 años, resistió el desalojo ilegal de la vivienda que habita junto a su familia, frente a la amenaza concreta del patrón de “tirar la casa abajo”, si continúan reclamando la importante deuda, en concepto de tareas agrícolas realizadas en carácter de contratistas y empleados en relación de dependencia de la sociedad anónima.

La víctima, un joven de 20 años, resistió el desalojo ilegal de la vivienda que habita junto a su familia.redes soc

//Mirá también: Exigen PCR a transportistas extranjeros en el Paso Cristo Redentor

Amenzas de muerte

Además de haber atropellado a uno de los obreros “hubo amenazas y les han dicho que, si no se van por las buenas los van a matar. Les han dicho: ‘bolivianos de mierda, nadie va a reclamar por ustedes cuando los entierre como a perros’”.

La denuncia fue radicada en la fiscalía de Rodeo del Medio de Maipú.