Fue aprobada por ambas cámaras la norma para la protección y asistencia de los educadores en Mendoza. 


Mendoza ya cuenta con una ley de protección y defensa para los profesionales de la educación que hayan sido víctimas de situaciones violentas dentro del ámbito educativo. Esto significa que el Estado dará herramientas, asistencia y acompañamiento a los docentes que sufran hechos concretos de violencia dentro de las escuelas.

Con esta nueva ley, los docentes que sufren algún tipo de violencia deberán denunciar ante el asesor de menores incapaces y es el defensor el que va a tener la obligación de que hacer la denuncia a la fiscalía. De esta manera, el profesional de la educación quedará más protegido, ya que muchas veces viven en las mismas zonas de sus agresores. Con esta ley, ni el docente agredido ni el equipo directivo tendrán que trasladarse hasta la comisaría.

En los presuntos casos de abuso o maltrato infantil, el docente será acompañado por estos equipos para enfrentar con las herramientas necesarias los episodios de violencia de los cuales pudo haber sido víctima. Además, la DOAITE (Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares) continuará brindando asistencia en abordaje de estas situaciones.

También en esta ley, con la modificación del artículo 43 del Código de Faltas, se endurecieron las sanciones económicas elevando las multas a $ 3.000 y hasta 30 días de arresto, triplicando las sanciones que antes existían.




Comentarios