A raíz de la nueva medida que dispuso el Gobierno Nacional sobre la restricción de circulación de gente entre la una y las seis de la mañana, los turistas que se encontraban en Mar del Plata no quedaron satisfechos. Los locales cerraron y todos debieron salir a la calle.

En la noche del 10 de enero se vivenció la primer noche con la nueva normativa de que los locales comerciales cerraran por completo sus puertas a la una de mañana. Ante esto, ciertas personas comentaron que no pudieron finalizar su salida y que “no se puede así”.

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

“Ni para esperar un rato bajo techo nos pudimos quedar”, comentaba un chico rosarino en diálogo con La Nación. Resulta que además de la nueva medida, el clima tampoco acompañaba, por lo que no solo que cerraron los restaurantes, sino que también la gente se tuvo que ir a su casa de manera inmediata.

Por otra parte, un turista que estaba en una parrillada comentó: “Dejé el postre sin comer, así no se puede”, en referencia también al operativo policial que se generó en la zona céntrica para cumplir con los protocolos.

Desde La Nación aseguraron que la presencia de móviles policiales, de la Secretaría de Seguridad municipal junto a un grupo de patrullas del Registro Provincial de Comercialización de Bebidas Alcohólicos (REBA) fueron las determinantes para que ningún comercio intentara la patriada de ir más allá de los límites horarios.