En un operativo que realizaron en conjunto la Secretaría de Seguridad, Bomberos y Defensa Civil, pudieron rescatarla.


En la madrugada de este martes una mujer se escabulló en el predio de Torres y Liva, donde las tareas de demolición entraron en su fase final, subió al tercer piso del edificio donde vivía -antes del incendio que arrasó con gran parte de la manzana y se atrincheró. En un operativo que realizaron en conjunto la Secretaría de Seguridad, Bomberos y Defensa Civil, pudieron rescatarla.

A la mañana, la mujer identificada como Liz Benítez dio aviso a los medios de comunicación para que sepan que estaba en el edificio de 20 de Septiembre y Rivadavia, más precisamente en el departamento 3ºC, del cual es propietaria, y mandó un audio de Whatsapp que indicaba que “no se iba a ir hasta recuperar sus pertenencias”.

En el audio que envió la mujer a los medios contó que su departamento no tenía fisuras y que “no se iba a ir” hasta recuperar sus pertenencias, también advirtió que estaba al tanto del “peligro” que corría al ingresar al inmueble con peligro de derrumbe. Aunque desoyó los pedidos de las fuerzas de seguridad, tras dos horas de negociación rescatistas ingresaron desde la altura del edificio al departamento y la contuvieron.

La mujer fue trasladada en una ambulancia de Cardio a una clínica privada para que la sometan a una serie de controles, en tanto que sus dos hijos, de 3 y 9 años, quedaron a cargo de un familiar.

Según publicó El Marplatense, Liz trabaja en la sede local del Ministerio de Trabajo provincial y está en permanente contacto con su jefe, Leonardo Cabrera. A él le contó primero lo que iba a hacer, pero no pudo convencerla a que desista con su idea.

Cabrera afirmó que ya es “la segunda vez” que ocurre un episodio similar. “Hablé hoy temprano, me dijo que no iba a salir hasta recuperar sus cosas. Tratamos de hacerla cambiar de parecer. Por todas las tragedias que tuvo en los últimos tiempos no está bien. Desde el Ministerio tratamos de darle toda la contención posible y seguiremos en la misma tarea. No está pasando un buen momento y necesita más que nunca la asistencia de sus compañeros”, añadió.

Cientos de personas no pueden regresar a sus hogares tras el incendio en el edificio ubicado en Rivadavia y 20 de Septiembre que arrasó cerca de cinco decenas de viviendas y por el cual milagrosamente no se lamentaron víctimas.




Comentarios