De aprobarse, podrán sancionar a quienes cobren por un servicio no solicitado. 


La Legislatura bonaerense presentó un proyecto que busca multar a los “limpia vidrios” y “cuida coches” que no tengan autorización legal. ​ La medida busca resguardar y proteger a quienes transitan por el espacio público.

Polémica un proyecto que busca multar y arrestar a los trapitos.

Matías Ranzini, titular de la Comisión de Seguridad, y Guillermo Costello, de Educación, impulsaron la iniciativa como una herramienta de protección para evitar las extorciones o los casos de violencia que se presentaron en los últimos años. 

“Las calles y veredas son de todos, y donde esta permitido, todos tenemos derecho a estacionar gratis. Hay que cortar con la extorsión y el miedo por parte de esa gente para vivir más tranquilos”, publicó Ranzini a través de su cuenta de Twitter. 

El proyecto propone sancionar a quienes exigan el pago de un servicio no solicitado. Las sanciones van desde multas hasta arresto, y podrá agravarse al doble si portan elementos que podrían ser usados como armas.

Y, en diálogo con 0221, agegó: “Se ataca al primer eslabón de una cadena mafiosa que hay detrás y que permitirá terminar con las situaciones de tensión, y muchas veces de violencia, que se dan con los cuidacoches”. 






Comentarios