Con sólo el monumento ecuestre al general Manuel Belgrano como imponente testigo, tuvo lugar este domingo en la plaza principal de esta capital el acto oficial para celebrar el 427° aniversario de la fundación de San Salvador de Jujuy.

La particularidad de la ceremonia fue la ausencia de delegaciones escolares, fuerzas de seguridad, agrupaciones tradicionalistas y demás invitados que cada año acompañan el festejo, por efecto de las restricciones del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El acto por el 427° aniversario de la fundación de Jujuy tuvo lugar en la plaza Belgrano, en el centro de esta capital.

El acto fue presidido por el intendente Raúl Jorge, quien al hacer uso de la palabra describió que la plaza "amaneció iluminada por un sol de abril que amenizaba una jornada, que hace un par de meses se pensaba distinta. Iba a formar parte de los grandes actos en conmemoración del bicentenario del fallecimiento del General Belgrano".

El discurso fue escuchado por los secretarios de Hacienda, Agustina Apaza; de Gobierno, Gastón Millón; de Desarrollo Humano, José Luis Sánchez; de Servicios Públicos, Guillermo Marenco; de Obras Públicas, Aldo Montiel; y de Planificación, Desarrollo y Modernización, Luciano Córdoba.

"Es la primera vez que nos toca algo así, estar un tanto desolados, un tanto distanciados. Pero creemos que es un deber estar acá en el aniversario de la ciudad y en un año para recordar la importante gesta del General Belgrano", expresó el jefe comunal.

El intendente Jorge pronunció palabras alusivas al aniversario de la fundación de la ciudad, ante los miembros de su gabinete y autoridades del parlamento municipal.

En ese sentido, avanzó reflexionando que "así como tenía el General Belgrano una visión del horizonte cuando le pidió semejante esfuerzo al pueblo mártir y heroico de Jujuy -en referencia a Éxodo Jujeño-, hoy nosotros tenemos el deber de trasmitir a toda la comunidad que si hacemos este esfuerzo, como hicieron otros jujeños en 1812, acatando las normas y conductas, podremos pelearle a este mal que ha venido a atacar a nuestra comunidad, como a tantas otras", subrayó.

El joven capitán Francisco de Argañarás y Murguía -de treinta años de edad y  nativo de Amezqueta, Guipuzcoa, país vasco, España-, estaba al mando de la expedición que concretó la tercera y definitiva fundación de la ciudad, a la que en la mañana del lunes 19 de abril de 1593 le impuso el nombre de "San Salvador de Velazco en el Valle de Jujuy", poniéndola bajo el amparo del Santísimo Salvador.

Este domingo presenciaron también el sencillo acto en la plaza Belgrano el presidente del Concejo Deliberante capitalino, Lisandro Aguiar; la procuradora municipal, Paula Alcoba; y el presidente del bloque de concejales de la UCR, Leandro Giubergia.